Psicología y Salud

El uso de lentillas en los niños

miércoles, mayo 16, 2018

Uso de lentillas en niños

Mucho tiempo ha pasado ya desde aquel año1508 en el que Leonardo Da Vinci observara que hundiendo la cabeza en un recipiente de cristal con agua se modificaba la visión.

Hoy en día más del 50% de la población española utiliza algún tipo de corrección de su visión, bien usando gafas o lentillas. Desde mi experiencia personal de miope desde que me alcanza la memoria, mi preferida son las lentillas, aunque utilicé hasta los 13 años, aproximadamente, gafas de monturas espantosas (porque era lo que se llevaba en la época) y cristales cada vez más gordos... Recuerdo el periodo de aprendizaje tanto de ponerlas y quitarlas correctamente, como de los cuidados que requerían.

El uso de lentillas en los niños
También ha llovido desde que comencé a llevar mis primeras lentillas de contacto y hoy en día sería una de las opciones que valoraría para mis hijos si tuviesen que corregir su visión de alguna manera. ¡Le veo más ventajas que inconvenientes!


El uso de lentillas en los niños

Según la Asociación D.O.C.E. la edad recomendada para utilizar lentillas estaría en unos 11 años, sin embargo no hay ningún inconveniente en que se utilicen antes de esta edad si lo indica el especialista, ya que desde los 6 añitos el tamaño del ojo de los peques estaría totalmente desarrollado.

Se recomendaría utilizar lentes de contacto especialmente en:
  • niños y niñas con miopía elevada, astigmatismo irregular, afaquia y anisometropía;
  • niños y niñas que practiquen algún deporte. Según un estudio de la Universidad Europea de Madrid (UEM) un 75% de los niños menores de 16 años que utilizan gafas no practica deporte por miedo a romperlas.
El uso de lentillas en niños

Utilizar lentes de contacto proporciona a los peques mejoras en la imagen retiniana ya que aumenta la amplitud de los movimientos (de 30º-50º con gafas, a 150º-165º con lentillas), la visión periférica y disminuye la diferencia de tamaño de las imágenes entre ambos ojos.

Como te decía, todo ha avanzado. Así han surgido nuevos modelos de lentillas de contacto aptas para los peques ya que respetan el desarrollo del ojo y permiten una correcta oxigenación. Las lentillas de hidrogel de silicona desechables serían la mejor opción para corregir la vista de nuestros hijos ya que al tacto son lentillas consistentes que no se doblan fácilmente y, por tanto, más manejables para ellos; además permiten un buen grado de oxigenación y humectabilidad.

Aunque creamos que peques de unos ocho años aún no pueden ser capaces de responsabilizarse del cuidado de las lentillas, estamos muy equivocados. Al contrario, se ha observado que un niño o niña puede ser igual de cuidadoso con ellas que un adulto y, además, al utilizar lentillas de contacto desechables el riesgo de que pueda tener alguna infección en los ojos se reduce drásticamente. No obstante hay que tener en cuenta unas pautas para el cuidado de las lentes de contacto ofrecidas por la Academia Americana de Oftalmología, la Asociación de Lentes de Contacto para Oftalmólogos, la Sociedad de la Córnea y la Sociedad Americana de Cataratas y Cirugía Refractiva:

  • Antes de tocar las lentillas habrá de lavarse las manos con agua y jabón, enjuagarlas y séquelas con una toalla sin pelusa, o papel que no deje ningún resto.
  • No deberemos nunca enjuagar las lentillas con agua o guardarlas en sus cajitas sutituyendo por agua la solución desinfectante.
  • No utilizar saliva para "esterilizarlas", ni soluciones salinas ni gotas humectantes ya que no está comprobado que sean desinfectantes eficaces.
  • Que el peque sea consciente de que ha de reemplazar las lentes de contacto de acuerdo al tiempo que le indique tanto el fabricante como su especialista.
  • Para limpiar correctamente las lentillas el peque deberá frotarlas con los dedos, enjuagarlas y guardarlas.
  • No hay que olvidarse de limpiar el estuche de las lentillas. Utiliza para ello el líquido de lentillas, no utilices agua. Comprueba que el envase está siempre limpio y cámbialo varias veces al año (mínimo una vez cada tres meses) para evitar que las lentillas se contaminen y puedan ocasionarnos alguna infección.
  • Evitad que la punta de la botella de solución entre en contacto con cualquier superficie para no contaminarse y ciérrala bien cuando no estés usando el líquido de lentillas.
¿Pueden utilizar lentillas los niños?

¿Tus peques utilizan gafas y/o lentillas? ¿Por qué decidiste que llevase lentillas?



Te puede interesar también

0 Comentarios sobre el post

En cumplimiento de lo establecido en el Reglamento (UE) 2016/679 (RPGD), la L.O. 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, Gololo&Toin le informa de que los datos necesarios para realizar un comentario NO implican suscripción al boletín del blog ni serán almacenados en ningún fichero propiedad de Gololo&Toin blog.

No obstante, si observa cualquier anomalía puede comunicárnosla al correo del blog para subsanar cualquier error:

• E-mail: hola@gololoytoin.com