Psicología y Salud

Enuresis nocturna infantil

lunes, mayo 14, 2018

Enuresis infantil

La semana pasada fui invitada a una interesantísima charla sobre enuresis nocturna infantil. No es un tema que hayamos sufrido en casa, pero sí que hemos tenido (y tenemos) personas cercanas que han tenido estas pérdidas de orina nocturnas, completamente involuntarias e incontrolables.

Independientemente de esto, conocer más sobre la enuresis infantil era algo que me llamaba la atención porque, sinceramente, desconozco (desconocía) mucho del tema: el por qué se produce, hasta cuándo se considera normal, si hay un tipo de niños/as que pueden padecerlo especialmente y qué soluciones tiene.

Cuando los doctores comenzaron su exposición lo primero que me vino a la cabeza fue que son los mismos pediatras los que no tienen muy claro aún hasta cuándo es normal hacerse pipí en la cama, y que depende de con el profesional que des (como en todo) podréis tener una solución eficaz pronto u os veréis abocados a alargar un problema que puede acarrear muchas consecuencias negativas por el camino en el niño o niña que lo sufra.

Y es que para muchas cosas la frase "ya madurará" aún sigue siendo una máxima... :/.

Ante este panorama de infradiagnóstico, la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) y Ferring quisieron organizar este encuentro con expertos sobre enuresis nocturna infantil para contarnos todo lo que como padres y madres debemos saber. Pudimos aprender de la pediatra Isabel Lostal (también profesora asociada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza), del doctor Juan Carlos Ruíz de la Roja, Jefe del Servicio de Urología del Hospital Universitario Santa Cristina (Madrid) y director del Instituto Urológico Madrileño; y del doctor Francisco Javier Quintero Gutiérrez del Álamo, jefe de Psiquiatría del Hospital Leonor de Madrid y director de Psikids.

¿Qué es la enuresis?

La enuresis nocturna infantil es definida por los expertos como la emisión de orina durante el sueño, sin despertar, en niños de más de 5 años de edad. Según la OMS y la Sociedad Internacional de Continencia de los Niños, la enuresis puede afectar a cualquier pequeño, considerándose enurético aquel que tiene dificultades en el control miccional nocturno al menos una vez al mes durante tres meses consecutivos. Las principales guías de clasificación de enfermedades, especialmente de la OMS, lo consideran una enfermedad y, por lo tanto, en caso de sufrir estos síntomas, se debe acudir al pediatra.

Detectar este problema a veces es difícil ya que muchos padres lo consideran falta de madurez y no lo consultan de manera específica con su pediatra, y en la revisión de los seis años no siempre se pregunta por el tema del control de esfínteres nocturno. También, muchos otros pediatras, aun siendo consultados por este tema, también lo consideran un problema "menor" que se subsanará con la edad y sin necesidad de hacer nada. Así nos encontramos con niños mayores y adolescentes que continúan con esas pérdidas de orina nocturnas.

Se estima que este trastorno es relativamente frecuente, con una incidencia del 16% a los cinco años y del 10% a los seis "pero al revisar las series de niños en las que consta dicho diagnóstico, el número es menor ya que está infra diagnosticado, por lo que no recibe el manejo y tratamiento adecuados", nos asegura la doctora Isabel Lostal.

¿Qué es la enuresis?

Causas de la enuresis nocturna infantil

En la mayoría de los casos, la enuresis la causa una producción excesiva de orina por la noche o la capacidad reducida de la vejiga.

Investigaciones recientes del primer estudio mundial de asociación del genoma en la enuresis (GWAS) indican que es hereditario en un 90% de los casos. El riesgo de que un niño se orine en la cama es entre 5 y 7 veces mayor entre los niños con un padre que se orinaba en la cama cuando era pequeño y, aproximadamente, 11 veces más si ambos padres lo fueron. Además de un factor hereditario, se ha comprobado que un 90% de los casos tiene una estrecha relación con otras patologías como el estreñimiento, TDAH (especialmente en el subtipo inatento), síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS), diabetes, malformaciones del aparato urinario, poliuria.. Etc, y solo un 10% representaría problemas psicológicos del niño que padece enuresis. También se da en mayor número en varones.

"La enuresis no es culpa de nadie y tanto familias como médicos deberían poder hablar sobre el problema sin vergüenza o sentimiento de culpa. Sin embargo, el impacto a menudo se subestima y trivializa, por lo que no se busca ni se ofrece ayuda", asegura el doctor Juan Carlos Ruiz de La Roja.

Causas de la enuresis infantil

Tipos de enuresis

Existen tres tipos de enuresis infantil:
  • Enuresis Monosintomática Nocturna
Niños mayores de 5 años que presentan como único síntoma el escape de orina durante el sueño. El niño nunca ha permanecido seco durante la noche por un periodo mayor o igual a seis meses.
  • Enuresis Secundaria
Niños mayores de 5 años que, tras un periodo previo, sin mojar la cama, superior a 6 meses, comienzan a presentar escapes de orina durante el sueño.
  • Enuresis Complicada o Síndrome Enurético
La padecen los niños mayores de 5 años que, además de mojar la cama durante el sueño, presentan problemas durante el día: micciones frecuentes, ropa interior siempre húmeda por pequeños "escapes", infecciones de orina, micción urgente y frecuente con escasa emisión de orina, etc.

Salud mental en la enuresis

"En el desarrollo de los niños, es importante marcar algunos hitos en la adquisición de la autonomía cuando van siendo capaces de hacer cosas por sí mismos, como por ejemplo el control de esfínteres, primero durante el día y luego por la noche. Cuando el niño no es capaz de adquirir esos hitos de desarrollo en tiempo y forma puede afectar al desarrollo de su autoconcepto. Mojar la cama por la noche le puede provocar una quiebra en la autoestima, afectando a otras esferas de su vida, como la evitación de circunstancias en las que se ve expuesto: pernoctar en casa de amigos, excursiones del cole o un campamento de verano. En ocasiones, las soluciones aparentemente más sencillas, lo que consiguen es cronificar el problema, como cuando se prolonga el uso del pañal más tiempo del necesario", comenta el doctor Fco. Javier Quintero Gutiérrez.

En 2009 se llevó a cabo un proyecto en el que pedían a los pediatras que los niños con enuresis hicieran un par de dibujos, uno de ellos era de tema libre y otro tenía como directriz que dibujasen cómo se sentían por la noche o qué sucedía por la noche. El resultado fue que estos segundos dibujos demostraban gran sufrimiento en los niños. Tiempo después, una vez tratados esos niños de su enuresis nocturna, se volvía a repetir la petición y, en esta ocasión, el dibujo de la noche de los niños dejaba de representar esa angustia.

Se pretendía con este experimento que los pediatras tomaran conciencia sobre el problema, no como un hecho que ya pasará con la madurez, ya que los niños podían expresarse mejor dibujando que con palabras.

Esta afección médica tiene, como hemos visto, un grave impacto en la autoestima, el bienestar emocional y la actividad diaria del niño. Puede verse afectado su rendimiento escolar y sus relaciones sociales al no sentirse seguros al acudir a dormir a casa de algún amigo o familiar o ir a campamentos.

Impacto psicológico de la enuresis en los niños

Tratamiento de la enuresis

Cada año, solo el 10% de los niños resuelven el problema de forma espontánea, lo que significa que 9 de cada 10 niños que hoy mojan la cama, continuarán haciéndolo al año siguiente.

Como ya he comentado, lo ideal es comenzar a ser conscientes del problema en sus inicios, ya que la enuresis nocturna infantil tiene una alta tasa de curación a partir de los cinco años. Una vez consultado al pediatra, lo normal es que el médico realice una exploración física completa del niño, un análisis de orina y puede que una ecografía abdominal. También, si lo considera necesario, se podrán solicitar otro tipo de pruebas específicas de las vías urinarias y un estudio urodinámico.

Los tratamientos que ayudan a superar estas pérdidas de orina nocturnas son:
  • Conductual:
Consistente en modificar los hábitos de conducta del niño. Si bien estas modificaciones no solucionan por sí solas los episodios de enuresis, reducen notablemente la cantidad de orina nocturna acumulada en la vejiga durante la primera hora de sueño.

Para ello, estableceremos un horario miccional: lo más adecuado es que el niño orine unas 6 veces o más al día.

El niño deberá tomar líquidos de manera frecuente y repartida lo largo del día, bebiendo más por la mañana, menos por la tarde, poco por la noche y nada antes de acostarse.

En las cenas evitaremos que sean muy abundantes, saladas y con mucho líquido (no superando los 200 ml.)

En general el niño no debe permanecer más de 10 horas de sueño sin vaciar la vejiga.

Para observar los avances o conductas a evitar, el niño debe llevar un registro en el “calendario miccional” de sus noches secas y húmedas. Este calendario también servirá para que el médico vea la evolución del niño una vez establecido el tratamiento, para realizar cambios y encontrar la dosis óptima y adecuada a cada caso.

Enuresis nocturna infantil
  • Alarma:
Este tratamiento consiste en instalar un dispositivo sonoro en la ropa y un sensor de humedad en la ropa interior. Cuando el niño orina, se moja y suena la alarma. El procedimiento busca desarrollar un reflejo condicionado que les permita despertarse para orinar en el baño y no en la cama. Sin embargo este método no puede utilizarse en todos los niños que sufren enuresis, por ejemplo, los peques disgnosticados con TDAH se verían alterados por este tratamiento, según la doctora Lostal.
  • Medicación:
Desmopresina:

Es un antidiurético que, administrado durante la noche, reduce la producción de orina nocturna. Ya que es un medicamento antidiurético, la única recomendación especial es la de no ingerir líquidos desde que se toma la medicación hasta la mañana siguiente.

Oxibutinina:

Esta medicación es la utilizada para niños que sufren también pérdidas de orina diurnas ya que presentan una vejiga inestable. Es una medicación con efecto relajante sobre el músculo vesical. Los tratamientos se realizan por períodos de 3 meses y los síntomas diurnos mejoran rápidamente.

Mientras los peques están siendo tratados deberemos evitar algunos comportamientos como ponerles pañal, hacer que el niño entrene "cortando el chorro de pis", ofrecerles bebidas con cafeína (ya que tienen efecto diurético) o levantarles constantemente por la noche para llevarles al baño.

Enuresis nocturna infantil

Día Mundial de la Enuresis Nocturna

El Día Mundial de la Enuresis Nocturna se celebra anualmente el último martes de mayo para concienciar a la opinión pública y a los profesionales sanitarios de que mojar la cama es un trastorno médico frecuente y que debe tratarse.

+Recursos e información:

App Despierta Seco (Ferring)

Imprimir calendario miccional

Libro "¿Por qué se orinan los niños en la cama?"

www.mojarlacama.es

www.fundacioncadah.org


¿Conocías todos estos datos acerca de la enuresis nocturna infantil? ¿Tienes cerca algún peque que aún se hace pis en la cama más allá de los cinco añitos? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Te puede interesar también

5 Comentarios sobre el post

  1. Pues nosotros estamos en la consulta de urologia con la peque. Ahora estamps en la fase de la alarma. La recibo el miercoles, a ver que tal la va.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Espero que prontito se sokucione el problema! La verdad es que como es algo que se ha oído siempre y es en plan "ya se les pasará" no tomamos en cuenta todo lo que puede conllevar en el sentido de su autoestima. Y ya si hay algún problema físico... Poquito a poco vamos tomando conciencia de todas estas cosas y con información, dándole la correcta importancia. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Pues nosotros estamos en la consulta de urologia con la peque. Ahora estamps en la fase de la alarma. La recibo el miercoles, a ver que tal la va.

    ResponderEliminar
  3. Me ha parecido superinteresante esta información y mucho más que la acerquen a papás y mamás. No conozco ningún caso pero me parece necesario saber sobre el tema.

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ¿verdad? Creo que aún desconocemos muchísimo sobre este tema. Yo en casa no he tenido casos de enuresis, pero sí en la familia cercana... Y siempre ha sido un poco en plan "ya madurará". Gracias por comentar y me alegra que pueda serte útil la info.

      Eliminar

En cumplimiento de lo establecido en el Reglamento (UE) 2016/679 (RPGD), la L.O. 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, Gololo&Toin le informa de que los datos necesarios para realizar un comentario NO implican suscripción al boletín del blog ni serán almacenados en ningún fichero propiedad de Gololo&Toin blog.

No obstante, si observa cualquier anomalía puede comunicárnosla al correo del blog para subsanar cualquier error:

• E-mail: hola@gololoytoin.com