escuela de padres

Aprender a educar las emociones

miércoles, febrero 14, 2018

Las emociones de los niños

¡Hola! Mi nombre es Marta, soy educadora y directora del proyecto y talleres de inteligencia emocional impartidos en colegios y escuelas infantiles durante todo el año, a niños de Primaria e Infantil. La finalidad de estos talleres es la de que reconozcan sus emociones y sepan gestionarlas desde edades muy tempranas. Creando una base emocional que ayude a paliar el bullying (acoso escolar) y los forme como personas sanas. Todo este trabajo lo realizo mediante actividades lúdicas con valor educativo y modificación de conducta a nivel cognitivo y emocional con grandes resultados.

Soy especialista en trastornos conductuales y emocionales (modificación de conducta en la etapa infantil y primaria) mediante terapia pedagógica y cognitiva dirigida a niños con déficit de atención e hiperactividad, autismo, síndrome de Asperger, trastornos en el aprendizaje, superdotados, niños maltratados y con carencias emocionales, trastornos de personalidad... Es un trabajo minucioso de evaluación, valoración y de establecer pautas de actuación e intervención a nivel educativo y familiar.

También soy autora de la página web Educando Emociones sobre trastornos conductuales y emocionales infantiles, con derechos de autor y autora de guías-manuales, sobre los distintos trastornos conductuales y emocionales que surgen en la etapa infantil de nuestros niños.







¿Cómo ayudar a los niños y niñas a expresar las emociones?

Ya finalizada mi presentación, os haré una pregunta: ¿Qué son las emociones? ¿Cómo podemos ayudar a nuestros más pequeños con ellas? Pues bien, siempre que hablamos de emociones nos invade una sensación de desconcierto, y más si tenemos que enseñar a nuestros niños a experimentarlas y gestionarlas.

Las emociones y sentimientos son naturales, parte integral de la vida afectiva del ser humano y tienen una función adaptativa de nuestro organismo a su entorno. Conocerlas y expresarlas es vital para tener una buena calidad de vida.

En el caso de los niños y las niñas es fundamental el desarrollo de estrategias para el reconocimiento y expresión de las emociones, por lo que el papel de los padres y educadores debe ser el de permitir que los niños y niñas experimenten sus emociones y las naturalicen.

Aprender a gestionar las emociones de los niños

No podemos evitar que nuestros pequeños tengan desilusiones, frustraciones o conflictos pero lo que sí que podemos hacer es ayudarlos y proporcionarles las herramientas para que entiendan sus emociones y sepan gestionarlas de la forma más adecuada.

Pero como padres, madres y educadores ¿qué podemos hacer? No os preocupéis, a continuación os damos algunas recomendaciones para ayudar a los niños y niñas a expresar las emociones de manera sana y efectiva:

  • Enseña a los niños a identificar y diferenciar sensaciones agradables y desagradables y a decir” NO ME GUSTA” cuando algo les resulte desagradable.
  • Utiliza el juego (más adelante os daremos varias ideas) para desarrollar la comprensión de distintas emociones tales como el enojo, la ira, vergüenza, miedo, felicidad, tristeza, frustración, sorpresa... Intenta jugar con tu niño a “poner caras” y que te explique qué situaciones le hacen sentir así.
  • Ayúdale a reconocer cómo reacciona su cuerpo ante determinada emoción. Por ejemplo al enojarse pregúntale: ¿se te ve la cara alegre o triste? ¿respiras lento o rápido? ¿te da calor o frío? ¿sientes las manos secas o sudorosas?
  • Ayúdale a encontrar otras formas de expresar su enfado en lugar de agredir, por ejemplo haciendo ejercicio o escuchando música.
  • Enséñale a usar las palabras para expresar sus emociones, por ejemplo, que diga "estoy alegre porque hemos visitado a la tía María” o “estoy muy enfadado porque no me has dejado jugar más tiempo”.
Lo más importante para trabajar las emociones es saber aprovechar cada situación que se presente en el día a día de nuestro pequeño o pequeña. Por ejemplo, una conversación en la que nos cuenta algo que ha pasado en el colegio, una película en el cine, una pelea entre dos amigos. Además podemos preguntarle ¿cómo crees que se sintió? ¿Y tú como te sentirías?

Juegos para trabajar las emociones

  • DETECTIVE DE EMOCIONES: Lo primordial para trabajar las emociones es identificarlas, por eso, busca diferentes personas en una revista o cuentos que tenga su hijo y juntos trataréis de adivinar qué estado emocional tienen esos personajes.
  • GUIÑOL EMOCIONAL: Hablar de emociones no siendo tú el protagonista ayuda a entender y fomenta la expresión de nuestros sentimientos. Por eso utiliza marionetas o algún peluche que le guste a tu niño y jugad a distinguir y a realizar distintas emociones.
  • PIEZAS MUSICALES EMOCIONALES: Seleccionamos con nuestro niño piezas de música (música lenta, rápida, alegre, triste) y jugamos a expresar a que emoción les ha recordado esa música y por qué.
  • LA EMOCION DE SER COMPOSITOR: Pedirle a nuestro niño que nos diga de qué forma podríamos representar la alegría o la tristeza ¿cómo sonaría? ¿qué pasos nos hacen ser felices?
  • IMAGINANDO CAUSAS: Podemos aprovechar la lectura de un cuento y las emociones de sus protagonistas para que los peques que imaginen qué ha sucedido para que los personajes de las ilustraciones se sientan de ese modo y que nos expliquen qué situaciones les hacen a ellos a sentirse contentos, tristes, enfadados...
Ahora que ya hemos explicado aspectos importantes de la educación emocional en niños, nos detendremos a explicar qué trastornos emocionales y conductuales provoca la falta de pautas y estrategias de intervención en nuestros niños.

Trastornos emocionales

Ansiedad por separación, ¿qué es?

La ansiedad por separación es el miedo que experimenta el niño cuando tiene que separarse de las personas responsables de su cuidado. Hasta cierto punto es un fenómeno normal del desarrollo evolutivo de los niños, estando presente desde el primer año de vida, e intensificándose posteriormente.

Se ha comprobado que el 40% de la población infantil presenta características de ansiedad por separación, lo que significa que en un principio no debemos preocuparnos si el niño se resiste un poco a alejarse de los padres.

Pautas de acción para padres de niños con ansiedad por separación.

Ante la aparición de alguna conducta de ansiedad puede ser beneficioso que padres y madres probéis con algunas pautas de intervención que en la mayoría de los casos ayudarán a que la dificultad desaparezca. Algunas de ellas son:
  • Escúchale con atención y responde empáticamente diciéndole que entiendes lo que le pasa, pero que aun así debe hacerlo, recuérdale que vas a volver a recogerlo y cuál va a ser el premio si consigue superar la situación. Si continúan las quejas retírale la atención hasta que cesen las quejas y otras conductas de ansiedad como llorar o agarrarse a ti.
  • Evita la sobreprotección. ¿Cómo se vence el miedo a esquiar? Esquiando. Pues lo mismo ocurre con las situaciones temidas por el niño. Haz que el niño se enfrente a las situaciones que le producen ansiedad. Y recuerda: "Miedo evitado es miedo multiplicado, miedo enfrentado es miedo superado" Ferrán Salmurri.
Aprender a gestionar las emociones de los niños

Niños tímidos

Podemos encontrar múltiples terapias encaminadas a superar la timidez. Destacamos la psicoanalítica (basada en el estudio del inconsciente y la superación de traumas ocultos), la conductista (consiste en el aprendizaje y refuerzo de conductas más adecuadas) o la humanista (enfocada a lograr la autorrealización de nuestro pequeño).

Pero la terapia que nos ha demostrado su máxima eficacia para ayudar a los niños a vencer la extrema timidez es la cognitivo-conductual. Esta técnica concibe el problema o trastorno como una suma de los pensamientos, emociones, y conductas de las personas y trata de estudiar y mejorar todos esos aspectos.

Trastorno infantil: mutismo selectivo

El mutismo selectivo es un problema de inhibición del habla que suele tener su inicio en la etapa preescolar. El trastorno se caracteriza porque el sujeto, pese a tener la capacidad de habla en perfecto estado, inhibe selectivamente sus momentos de habla en determinadas situaciones sociales y delante de determinadas personas.

¿Cuándo se inicia?

En algunas ocasiones, el mutismo puede iniciarse progresivamente como consecuencia de una timidez extrema o también a partir de alguna situación traumática (hospitalización, cambio de residencia, ciudad etc.) Sea como como sea, el mutismo selectivo puede resultar altamente incapacitante tanto en el terreno educativo como en el social para los niños que lo padecen y siempre representa un problema a tratar.

Intervención y tratamiento en el hogar

El tratamiento del mutismo selectivo comprende una serie de actuaciones que deben afrontar al menos tres problemas básicos que suelen darse paralelamente al mutismo propiamente dicho:
  • La alta ansiedad que presenta el niño ante determinadas situaciones sociales.
  • La limitada experiencia que ha tenido el niño con personas que no pertenecen a su núcleo familiar.
  • La presencia de apoyo para la comunicación verbal fomentada por personas de su entorno.
El plan seguido consiste en una evaluación exhaustiva del desarrollo del niño y su historia psicosocial. A continuación se expone a los padres pautas de actuación e intervención que podéis realizar en casa con vuestros pequeños. Las diferentes personas involucradas en la educación del niño deben saber lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer para atacar el trastorno.

Aprender a gestionar las emociones de los niños

Comportamiento agresivo

Con los términos “conductas agresivas” nos referimos a las conductas intencionales que pueden causar daño físico o psicológico. Conductas como pegar a otro, burlarse de otros, ofenderles, tener rabietas o utilizar palabras inadecuadas para llamar la atención de alguien.

¿Qué debemos hacer ante un caso de comportamiento agresivo?


Basándonos en la hipótesis funcional, tenemos que intervenir en tres elementos especialmente implicados en padres, niño y profesores

Nuestro principal objetivo es reducir la frecuencia e intensidad de las conductas agresivas emitidas por el niño, incrementando sus habilidades de autocontrol y sociales, y mejorando las habilidades comunicativas y habilidades de control de comportamiento.

Nuestras técnicas serían entrenar a nuestro niño o niña en:

  • Relajación para controlar la activación que muestra en situaciones de conflicto real.
  • Habilidades de comportamiento asertivo.
  • Habilidades de resolución de problemas.
  • Habilidades auto instrucciones para controlar las respuestas impulsivas, a fin de que reflexionase en las situaciones y reemplazase los diálogos internos disruptivos por otros más tranquilizadores.
  • Habilidades de auto registro.

Niños sensibles

¿Cómo ayudar a los niños sensibles a convertir su sensibilidad en una virtud?

  • Los niños sensibles necesitan mucha empatía, validación y reconocimiento de su dolor y luchas internas.
  • Necesitan ser escuchados y comprendidos.
  • Presta atención a sus sentimientos.
  • Utiliza frases que denoten empatía y comprensión. Frases que le hagan sentir comprendido y arropado en sus sentimientos. Frases como: “comprendo que estés decepcionado”, “Ya... entiendo cómo te sientes” incluso frases en las que vea que no es el único que lo pasa mal como: “Sí, yo también tuve un mal día. Hoy en casa…”.
  • Darle tiempo y espacio para que pueda mostrar sus sentimientos.
  • Cuando se sienta mejor acéptalo como algo normal y natural.
  • Ayúdale a que pueda perdonar y olvidar las decepciones con otras personas.
  • Decirle a menudo todo lo que hace bien.
  • Hablar con ellos, abrazarles.
  • Hacerle sentir escuchado y apoyado.
  • Hablar positivamente de ellos delante de otro adulto.
  • Hacerles ver que son los más importante de nuestras vidas, que les queremos, les valoramos por ser como son y que hacerse mayor no es nada malo porque los queremos igual.

Miedos en la infancia.

Algunos de los recursos para superar los miedos con tu niño son:


Dibujar los miedos

Una buena manera de ayudar a un niño o niña a que exprese su miedo es dibujándolo. Al dibujar aquello que le da miedo lo está exteriorizando y por tanto, lo está sacando de su cuerpo. Este dibujo puede ser como el niño quiera y variará en función de la edad y de cómo quiera hacerlo.

Mediante el dibujo los niños expresan sus emociones y liberan sus miedos. No es feliz quien no tiene miedo sino quien sabe cómo expresarlo y gestionarlo sin que le bloquee, le dañe interiormente o dañe a los demás. Esta estrategia se puede usar tantas veces como sea necesario y sin límite de edad, incluso en adultos es una herramienta útil.

Trastornos emocionales en niños

El círculo protector

Otro recurso que te aconsejo con tu niño o niña para ayudarle a superar sus miedos (ya sea a la oscuridad, el miedo al dolor físico, a estar solo...etc) es un dibujo protector. Se trata de un dibujar un círculo protector. Un hada que lo envuelve un gran círculo. No es un círculo cualquiera, sino que es un círculo que dispone de una misión mágica y única:

“Todo lo que esté dibujado dentro del círculo mágico protege a quien lo dibuja”.

El muñeco atrapamiedos

Esta estrategia educativa se puede realizar con un muñeco especialmente comprado para tal uso o con uno que ya tenga tu pequeño y que a partir de hoy tendrá una misión especial: la de protegerle cuando está durmiendo. Este muñeco no debe ser muy grande para que pueda estar debajo de su almohada y pueda dormir con él. Durante el día deberás guardarlo para que no juegue con el muñeco y así no pierda su poder mágico.

“Esta estrategia educativa se puede realizar con un muñeco especialmente comprado para tal uso o con uno que ya tenga el niño o la niña”.

Cuando tengas ese muñequito preséntaselo a tu pequeño o pequeña diciéndole que a partir de hoy va a dormir con él o ella todas las noches, pues tiene una misión especial: la de atrapar sus miedos y malos sueños y hacerlos desaparecer.

Explícale que este muñeco protector tiene que estar siempre en contacto con la almohada porque, de lo contrario, no actúa. El muñeco no duerme en toda la noche ya que tiene la misión de estar vigilando y en cuanto ve un miedo, lo atrapa y lo hace desaparecer protegiendo al niño que está a su lado. Explícaselo así y ve poniéndole voz al muñeco como si hablara. Así reforzarás aún más la credibilidad que el niño necesita.

Trastornos emocionales en niños

Para que el muñeco no pierda su efecto mágico evita que el/la peque juegue con él en otros momentos del día. Es mejor que lo retires a un lugar donde no pueda acceder y se lo ofrezcas únicamente por las noches justo antes de ir a dormir. Le puedes decir que durante el día el muñeco necesita descansar para reponer el efecto mágico o que solo funciona su poder si está en contacto con la almohada y di es de noche.

Tu credibilidad será su confianza.

Recuerda que tu credibilidad a la hora de trasmitirle el poder mágico y la misión del muñeco será la clave para que pueda confiar en que podrá superar sus miedos. Si tú te lo crees, tu peque se lo creerá. Su pensamiento está preparado para creer en la magia de su poder protector, al igual que cree en las brujas y monstruos. El niño menor de seis años tiene un pensamiento animista, es decir, le atribuye cualidades humanas a los objetos, por lo que no le sorprenderá en absoluto que su muñeco le hable y le cuente cosas, aunque seas tú quien le ponga la voz. Por este motivo, este recurso será muy útil para ayudarle a superar sus miedos.

En último lugar, nombraremos algunos trastornos generalizados del desarrollo como:
  • autismo
  • tdha
  • asperger
  • altas capacidades
  • deficiencia mental
Este apartado no lo hemos desarrollado en profundidad ya que cada trastorno y cada niño es diferente y sigue ritmos muy distintos a nivel cognitivo y emocional, por lo que os ofrecemos la posibilidad, de si necesitáis saber más acerca de alguno de los trastornos generalizados del desarrollo y necesitas pautas de actuación e intervención en el hogar contactéis con nosotros.

Para concluir con este artículo quisiera agradecer al magnifico blog Gololo&Toin por abrirnos las puertas de su casa, su blog, y darnos la oportunidad de poder mostrar nuestro trabajo con todos vosotros. Es un placer escribir para grandes profesionales y personas y para un público como vosotros.

Os animamos a seguirnos en www.educandoemociones.es

Marta Martínez Gavidia.



Te puede interesar también

4 Comentarios sobre el post

  1. buenísimo el post. Muchas gracias. Es muy importante que les enseñemos a comunicar y gestionar sus emociones de la mejor de las maneras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un tema que a todos los papis nos interesa, ¿verdad? Estamos tan acostumbrados a oír lo de "bah, eso no importa" "no llores por eso"... Etc, que toca también reeducarnos para poder enseñarles que es bueno que expresen. Gracias por pasarte :)

      Eliminar
  2. Muchas gracias por compartir, Nessa! En Zaragoza y en Aragón hay alguna experiencia sobre el tema que aquí nos planteas y, curiosamente, lo que a menudo, son los chavales, los que piden y enseñan a mamás, papás y profes, a controlar nuestras propias emociones.
    Ten en cuenta, que como seguramente notarás, son esponjas, con ojos y oídos muy muy abiertos y pillan TODO lo que decimos, y sobre todo, lo que HACEMOS y cómo lo hacemos.
    Además ellos tienen las emociones puras, lo que sienten lo sienten y saben lo que sienten. No lo mezclan con otros pensamientos, emociones o vergüenzas.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. Es muy importante que sepan gestionarlo porque sí, saben que están enfadados, tristes... Pero muchas veces no nos damos cuenta y le restamos importancia o les decimos que por eso no se llora... Qué sé yo :(. Como dices, a veces son ellos quienes más nos enseñan. Así que nos tica aprender a los mayores para enseñarles a ellos que lo que sienten es lícito y que pueden expresarlo de una manera sana. Un abrazo y gracias por tu comentario.

      Eliminar

En cumplimiento de lo establecido en el Reglamento (UE) 2016/679 (RPGD), la L.O. 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, Gololo&Toin le informa de que los datos necesarios para realizar un comentario NO implican suscripción al boletín del blog ni serán almacenados en ningún fichero propiedad de Gololo&Toin blog.

No obstante, si observa cualquier anomalía puede comunicárnosla al correo del blog para subsanar cualquier error:

• E-mail: hola@gololoytoin.com