maternidad

Cómo recuperarse de una cesárea

miércoles, enero 03, 2018

Cómo recuperarse de una cesárea

Una cesárea es una cirugía en la cual se hace una incisión en el abdomen y en el útero para extraer al bebé. Después, se suturan las capas en las que se ha incidido: piel, grasa, a veces los músculos abdominales y el útero.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), en 2015 el 32% de los nacimientos fueron por cesárea.

Y, de acuerdo al estudio Cosumer Report, uno de cada tres bebés en EE.UU nace también a partir de esta intervención. Pese a que la Organización Mundial de la Salud sostiene que lo ideal es entre el 10% y 15%.

Por otro lado, no hay evidencias de que una cesárea innecesaria reporte beneficios para la madre o para el neonato, sino más bien todo lo contrario. Las cesáreas implican una serie de riesgos que hay que conocer para poder prevenirlos.

Cómo recuperarse de una cesárea

Posibles complicaciones tras una cesárea

Lo recomendable en un embarazo saludable es un parto vaginal. Aunque no siempre es así. Por eso, es importante que conozcas las consecuencias que puede tener un parto intervenido.

En caso que debas dar a luz mediante una cesárea, debes recordar que únicamente debe realizarse si la vida del bebé o de la madre corren peligro. Ya que la recuperación de la madre puede ser mucho más costosa que si el parto es natural.

Algunas de las principales consecuencias de una cesárea son:

● Adormecimiento y náuseas, debido a la anestesia.

● Lentitud intestinal.

● Estancia en el hospital más larga, ya que para los médicos será necesario ver la evolución de la herida e intervenir ante posibles reacciones a la anestesia.

● Dolor o molestias en el vientre por la herida.

Cómo recuperarse tras una cesárea

Consejos para recuperarte más rápido tras una cesárea

Si te preparas para una cesárea porque el médico así te lo ha comunicado, debes saber que los primeros días tras tener el bebé pueden ser muy complicados. Debido a que hay un nuevo bebé en casa y la madre contará con las molestias propias de una cirugía.

Por eso, seguir estas recomendaciones te ayudarán a manejar mejor la situación.

1. Pide ayuda

Céntrate en tu bebé y en descansar cuando él lo haga. Para eso, delega tus otras labores para que estés tranquila, puedas descansar y, así, recuperarte mucho más rápido.

2. Aliméntate bien

Una alimentación equilibrada te ayudará a sentirte mejor. También se recomienda beber mucho líquido para evitar el estreñimiento y favorecer la producción de leche.

3. Dedícate tiempo para ti

Cada día, dedica unos minutos a ti misma: date un baño con calma, lee un libro, escucha música, pasa tiempo con tu pareja... Sigue con tus rutinas de cuidado para la piel y usa tratamientos que te ayuden a recuperar su firmeza y a evitar las estrías que aparecen como consecuencia de la rápida pérdida de peso.

En estos casos, lo mejor es usar cremas que te ofrezcan una alta hidratación, como los productos Martiderm. Además, cuando el médico te lo indique, incluye cremas reparadoras que te ayuden a mejorar la apariencia de la cicatriz como consecuencia de la cesárea. La gama de productos Avène y otras marcas de productos naturales, ofrecen cremas cicatrizantes que dan resultados óptimos.

Ejercicios de fisioterapia para una óptima recuperación

Una vez pasen los peores días, puedes plantearte trabajar tus articulaciones para estimular la circulación de la sangre. Un ejercicio muy útil es el siguiente: siéntate en la cama con las piernas extendidas y la espalda apoyada en la pared y mueve tus tobillos. Apunta los dedos de tus pies hacia arriba, hacia un lado, hacia el frente y hacia el otro lado.

Ejercicios hipopresivos

Tras unas 8 semanas después de tener a tu bebé, puedes comenzar paulatinamente a realizar ejercicios más intensos. Unos de los ejercicios más recomendados, son los ejercicios hipopresivos. Éstos, son excelentes para la recuperación abdominal y del suelo pélvico, unos de los músculos que más sufren durante y tras el embarazo.

Consisten en posturas básicas de contracción del diafragma y abdomen para mejorar la tonicidad muscular y combatir la flacidez. Para hacer estos ejercicios, puedes acostarte en una colchoneta con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo.

En esa posición, trata de extender tu columna, proyecta tu mentón un poco hacia atrás, eleva tus brazos hacia el cielo, apunta las palmas de tus manos hacia arriba y flexiona un poco tus codos.

Inspira profundamente, exhala y, una vez hayas vaciado tus pulmones, intenta abrir tu caja torácica sin tomar aire de nuevo.

Pilates postparto

Otros ejercicios muy recomendados para la recuperación del suelo pélvico son los de pilates para el postparto. Estos ejercicios se concentran en mejorar la tonicidad muscular del tronco y en trabajar el equilibrio y la firmeza de la columna.

Cómo recuperarse tras una cesárea

Pero lo más importante, sin duda, es que si debes tener una cesárea, lo prepares todo con amor y con tranquilidad. Hay que tener claro en qué consiste el procedimiento, cómo será la recuperación y qué consejos y recomendaciones puedes seguir para sentirte mejor más rápido.


Si ya eres mamá ¿tuviste parto vaginal o por cesárea? ¿Qué hiciste para recuperarte? ¡Cuéntanos!


Te puede interesar también

0 Comentarios sobre el post

En cumplimiento de lo establecido en el Reglamento (UE) 2016/679 (RPGD), la L.O. 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, Gololo&Toin le informa de que los datos necesarios para realizar un comentario NO implican suscripción al boletín del blog ni serán almacenados en ningún fichero propiedad de Gololo&Toin blog.

No obstante, si observa cualquier anomalía puede comunicárnosla al correo del blog para subsanar cualquier error:

• E-mail: hola@gololoytoin.com