iniciativas blogueras

Regala un cuento en Navidad

martes, diciembre 15, 2015

Hoy quiero unirme al movimiento generado por Boolino #aunquenolopida e iniciar el nuestro propio #regalauncuentoennavidad. Todo son catálogos de juguetes y la opción de mirar catálogos de cuentos chulos es muy escasa (con suerte en alguno de juguetes encuentras al final dos páginas dedicadas a ellos). Y qué quieres que te diga, un libro es el juguete con el que más jugarán. Con un cuento puedes entretenerles días, semanas, meses e incluso años si se convierte en su favorito. Con un cuento pueden intentar reproducir las ilustraciones, haciendo que una tarde se convierta en una verdadera sesión de arte (en muchas ocasiones "abstracto" ja, ja, ja, ja, ja). Con un cuento aprenden vocabulario, aprenden a que pueden viajar a otros lugares (incluso a los que no existen).


El año pasado ya hice una lista de cuentos para pedirle a Papá Noel y este año no va a ser menos. Obviamente no caerán todos estas Navidades, pero sí alguno porque es necesario que formen parte de su día a día y que aprendan a amarlos. Durante el año iremos adquiriendo el resto, como hicimos el año pasado. Los irás viendo reseñados en nuestra biblioteca, en los #viernesdelectura ;).
El ratón Simenón siente un vacío en su estómago, pero a pesar de probar de todo, no consigue llenarlo. ¿Es realmente hambre lo que siente? ¿Habrá algo que pueda llenarle al fin? No permitas que este cuento acabe roído y déjate llevar por las palabras de José Carlos Andrés y las ilustraciones de Katharina Sieg. Quizá ellos te ayuden a llenar tu vacío.

Un día, en la escuela, Duncan encontró un montón de cartas para él. Eran sus crayones que, molestos por el trato que recibían, decidieron escribir cartas como ultimátum para Duncan. Crayón Beige está cansado de ser el segundón de Crayón Café; Crayón Negro quiere ser usado para algo más que los contornos; y el Naranja y el Amarillo ya no se hablan porque cada uno cree que es el verdadero color del sol. El pobre Duncan solo quiere que sus crayones sean felices. ¿Qué podrá hacer para tenerlos de vuelta?

El Dr. Seuss convierte la lectura en una actividad divertida e ideal para compartir entre padres e hijos. La combinación de rimas y la mezcla única de ritmo y repetición facilitan el aprendizaje y el reconocimiento de nuevas palabras.¡El Grinch odiaba la Navidad! ¡Toda la temporada! No me preguntéis por qué. No había razón justificada. Tal vez tuviera un tornillo mal ajustado. Tal vez llevara un zapato demasiado apretado. Aunque yo creo que el verdadero motivo es que tenía el corazón dos tallas encogido.

Acababa el otoño y ya hacía frío
en un lugar llamado Halloween.
Un solitario esqueleto en un monte
contra la luna recortó su perfil.
Murciélago, en vez de pajarita,
llevaba Skeleton, de nombre Jack.
Era delgado y alto y se aburría:
En Halloween todo era siempre igual...

Jack Skeleton está cansado de organizar festivales con calabazas, brujas y fantasmas. Pero un día, entre unos árboles, descubre una ciudad llena de adornos, donde están celebrando algo llamado... ¿Navidad? ¡¿Y eso qué es?!
Enamorado de la Navidad, ¡Jack urdirá un plan para secuestrar a Papa Noel!

Amanece en la granja y los animales se preparan para un nuevo día. Las gallinas, los ratones, el burro, el cerdo, la cabra… ¿la cabra? Un momento, la cabra no está, ¡ha desaparecido! Sus compañeros están decididos a encontrarla pero será mejor que les ayudéis.


¿Está tu mamut lanudo lleno de barro y hojas? ¿Huele mal y está sucio detrás de las orejas? Lavar a un mamut lanudo puede ser un trabajo muy duro... ¡Pero no te preocupes! Solo sigue esta guía paso a paso y el día de baño del mamut lanudo será divertido para todos... no dejes que le entre jabón en los ojos.

El elefante tenía una trompa muy, muy larga…, ¡larguísima! ¡Eso no es normal! Duchaba, secaba y perfumaba con ella a su elefantito. ¡Eso no es normal! Ayudaba al chimpancé más anciano a subir al árbol. ¡Eso no es normal!

El pobre vampiro Ramiro se encuentra muy triste porque no tiene nadie que le haga compañía, ningún amigo. Tendrá que buscar una solución para salir de su soledad, ya que por muy siniestro que sea, todos los seres de este mundo necesitan de la compañía de otras personas. Un vampiro en el Polo es un libro con pictogramas para ayudar en esas primeras lecturas.
Esta colección está formada por 8 cuentos ilustrados a color que nos acercan situaciones cotidianas protagonizadas por los más pequeños. Esta versión es en mayúsculas, pero también está disponible en letra manuscrita. Además, también existe versión en inglés (First Steps).



¡Y la lista crecerá! ¿Cuáles son los cuentos que llegarán a manos de vuestros peques estas Navidades? ¡Cuéntanoslo bajo el hashtag #regalauncuentoennavidad!


Te puede interesar también

8 Comentarios sobre el post

  1. !Qué buena lista! Tu selección de cuentos me ha gustado mucho. Yo incluiría ¿De qué color es un beso? a mí me pareció muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Pues, nada, otro que me apunto a la lista ¡nos encanta que crezca! Gracias por pasarte por el blog y dejar tu comentario ;). Un abrazo!

      Eliminar
  2. Estupenda tu lista!!! Alguno no lo conocía! Así que me toca investigar un poco jejeje! Nosotros ahora estamos enamorados del libro "El momento perfecto" de Susanna Isern, una historia super bonita con una ilustraciones increíbles. Te lo recomiendo mucho, seguro que te encantaría!. Bueno, lo dicho, magnífica selección, un placer pasarme por aquí, como siempre. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Judith, y como siempre un placer ver qué nos propones. ¡Apuntadísimo! Me encanta Susanna Isern, así que lo tendré muy en cuenta. Un besazo

      Eliminar
  3. ¡¡¡¡PERO QUÉ BUEN GUSTO LITERARIO TIENES!!!!
    Gracias. Graciès. Agradecementos. Eskerrik asko.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja, ja, ja... ¡Gracias a ti! Un besazo

      Eliminar
  4. Son unas recomendaciones estupendas 😍

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Yolanda, me alegro de que te hayan gustado! Un beso

      Eliminar

En cumplimiento de lo establecido en el Reglamento (UE) 2016/679 (RPGD), la L.O. 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, Gololo&Toin le informa de que los datos necesarios para realizar un comentario NO implican suscripción al boletín del blog ni serán almacenados en ningún fichero propiedad de Gololo&Toin blog.

No obstante, si observa cualquier anomalía puede comunicárnosla al correo del blog para subsanar cualquier error:

• E-mail: hola@gololoytoin.com