agua

Diario de una premamá (26)

martes, octubre 07, 2014

HE ROTO AGUAS

“Jota, Jota….. ¡he roto aguas!!!”

Pese a mi grito, no hay contestación alguna desde el salón donde Jota se ha quedado dormido. “Vale, tranquilidad, creo que he roto aguas, eso o tengo un serio problema de incontinencia” me digo.  Me acerco espatarrada hasta el baño para poder ver qué ha pasado ya que por alguna razón no quiero encender la luz en la habitación. He dejado de echar líquido pero mi pijama está empapado. De acuerdo, inspecciono toda la ropa…  es como agua pero no ha sido una gran cantidad… ¿será esto romper aguas? 

“Oh Dios mio, ni siquiera he ido a las clases de preparto, no sé respirar, no sé identificar una rotura de bolsa, por supuesto que no sé bañar a un bebé, no sé NADA” 

“Vale, recuperemos el sentido común… ¿Qué es lo que he leído? Que si el agua que sale es clara no hay que preocuparse y que el parto aún puede tardar mucho… Si esto ha sido una rotura, tengo tiempo”

 Me ducho. Cuando salgo del plato vuelvo a tener un escape.  Convencida ya al 100 por cien de que Lentejita ha decidido arrancar motores ahí dentro, vuelvo a la ducha. Me vuelve a dar un ataque de pánico: “Oh Dios, estoy de tan sólo 36 semanas y dos días… es demasiado pronto…”

Consigo respirar y recuerdo las palabras de mi ginecóloga cuando le hablé de mis miedos al empezarme a medicar por la colitis: “Lentejita está formado ya. Sólo le falta engordar un poquito”.
 Él está formado y quiere salir ya. Me lo repito varias veces y salgo de la ducha. Respiro hondo antes de sentarme al lado de Jota para despertarle.

“Jota… Jota” Él me aparta con una mano como si estuviese espantando una mosca.“He roto aguas. Hemos de ir al Hospital”. De repente está de pie  con cara de asustado. “¡Ya? ¿Estás bien? Voy a coger la bolsa”

“Tranquilo, dúchate que hay tiempo, voy a vestirme y a coger la bolsa y el informe y nos vamos. Sin estrés. El líquido es claro”

“Estás segura de que hay tiempo?” se cerciora

“Sí”, concluyo

Pese a hacerlo con tranquilidad, tardamos cinco minutos  y eso que yo tengo otros dos escapes más que me obligan a cambiarme de ropa en ambas ocasiones. “O consigo llegar al hospital con este modelito o tendré que ir en bragas”, me digo, ya que he mojado toda la ropa que me entra.


Jota coge un par de toallas para paliar las fugas hasta llegar al hospital. Pese al susto inicial los dos parecemos muy enteros al llegar al centro, aunque los nervios se notan en pequeños detalles como que, por ejemplo, Jota aparca el coche medio metro más lejos del bordillo en una zona reservada para las urgencias. Los de seguridad nos miran sonriendo y hacen la vista gorda. 


Te puede interesar también

10 Comentarios sobre el post

  1. ¿será lo mismo romper aguas que se rompa el tapón mucoso? jajaja o algo así me paso, pero todavía quedaba un gran trecho para que llegara el gran día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, no, el tapón va x un lado y lo de romper aguas... Pues has de parir en las siguientes horas, porque estás expulsando todo el líquido :) ...(bueno, las siguientes MUCHAS HORAS, jajajajajaaj). El gran día ya llega, atenta a la próxima entrega, jejejeje. Besos!

      Eliminar
  2. Ainsss mira me alegras el día hoy que le tengo torcido. Me he reído lo siento, con tu narración, pero es que me ha hecho mucha gracia como lo cuentas. Me lo estaba imaginando totalmente jejejejeje. Yo no rompí aguas y no sé lo que es.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haberte animado! :D. Uf! Pues lo de romper aguas es que es un engorro!!! Jejeje, besos!

      Eliminar
  3. jajaj No rompí aguas de forma natural así que no se que es, pero te imagino en la ducha y a tu marido saltando de la cama, muy bueno! Esperando el siguiente capitulo! Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo un espectáculo! Jajajajajaja. Besos!

      Eliminar
  4. jajajaja. Era una urgencia! Yo no he vivido esa experiencia, pero tiene que ser acojonante! ;)

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10/08/2014

    Jajaja que momento de nervioooooooooos! Yo al final me puse una falda y que siguiese la fiesta de la rotura de bolsa, fui dejando reguero como los caracoles. Al menos Jota estuvo rápido, Papidire se puso a fregar la casa...pa´mataloooo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A fregar?!! Jajajaja! Qué ideas! Pero mira, así lo dejó todo limpico XD. Besos!

      Eliminar

En cumplimiento de lo establecido en el Reglamento (UE) 2016/679 (RPGD), la L.O. 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, Gololo&Toin le informa de que los datos necesarios para realizar un comentario NO implican suscripción al boletín del blog ni serán almacenados en ningún fichero propiedad de Gololo&Toin blog.

No obstante, si observa cualquier anomalía puede comunicárnosla al correo del blog para subsanar cualquier error:

• E-mail: hola@gololoytoin.com