diario de una premamá

Diario de una premamá (16)

lunes, julio 28, 2014

PRUEBAS

Sigo sangrando. Las cremas que me recetó el médico DedosMorcilladeBurgos no han surtido efecto. Ya he comunicado la situación a la matrona y ésta me ha hecho esperar a la cita con la tocóloga, quien me ha mandado fibra a pesar de ser la única embarazada de España que no padece estreñimiento.

Pasado un mes desde mi última visita, regreso a DedosMorcilla para comunicarle el empeoramiento de mis síntomas y se enfada por la inacción de sus compañeras de profesión. Me sorprende porque es la primera vez que le veo realmente serio. Ha aparcado su “Yo Andalúz”.

Quiere detallar en el informe todos los detalles de “mi mal”, así que me hace un interrogatorio pormenorizado sobre mis hábitos.  Pregunta sobre dieta, ejercicio  y…. sexo.  Carraspea antes de plantearme si tengo relaciones anales. “No” le contesto tajante, y luego intento quitar hierro al asunto con una gracia: “Tranquilo, que no creo que con la situación que tengo me de por probarlo ahora”.

En seguida me doy cuenta de que no he hecho bien. Visiblemente nervioso, DedosMorcilla  insiste. Me dice que debo ser sincera, que no me preocupe, que él está para ayudarme. Levantando una ceja le aseguro que le estoy siendo sincera (¿por qué le iba a mentir? pienso), y le digo tranquilizadora  que entiendo que me tenga que hacer esas preguntas pero que por ese tema no se debe preocupar. Y le repito, esta vez ya sin tono de chascarrillo, que bastante escocido lo tengo ya como para hacer inventos…

Me manda al especialista como preferente, y la semana siguiente tengo la cita en Digestivo.  A esas alturas media profesión médica me ha hecho  un tacto rectal. Y he de confesaros que he llegado a la conclusión de que los hombres exageran mucho cuando cuentan esta experiencia, no es agradable (para nada) pero firmaría aquí mismo si el parto fuese semejante a eso.

 Llegados a este punto, la ginecóloga y la especialista de Digestivo consensuan hacerme una rectoscopia. Me dejan una hoja en la que me informan sobre la dieta que he de llevar los días antes de la prueba y me dicen que me llamarán para darme cita antes de Agosto. “ Qué bien, otra experiencia en mi haber”, me digo irónica. “No, no podría ser una embarazada normal con sus náuseas y su retención de líquidos no… yo tengo que ser la guay del recto que marca tendencia”.



Te puede interesar también

2 Comentarios sobre el post

  1. Uf!!! Solo puedo decirte que al menos es temporal, pero tiene que ser jodio. A mi me pasó con el hierro, me daban diarreas, cuando se supone que hace el efecto contrario. Espero que encuentren una solución y puedas estar mejor el tiempo que te queda. Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! Ya desvelaremos lo que finalmente es, que aunque es crónico no tiene x qué volver a presentarse de esa manera. Un beso

      Eliminar

En cumplimiento de lo establecido en el Reglamento (UE) 2016/679 (RPGD), la L.O. 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, Gololo&Toin le informa de que los datos necesarios para realizar un comentario NO implican suscripción al boletín del blog ni serán almacenados en ningún fichero propiedad de Gololo&Toin blog.

No obstante, si observa cualquier anomalía puede comunicárnosla al correo del blog para subsanar cualquier error:

• E-mail: hola@gololoytoin.com