escuela de padres

La ansiedad en los niños.

miércoles, diciembre 28, 2016

ansiedad-niños-escuela-de-padres-psicologia

¿Tu hijo es nervioso o sufre de ansiedad?
Decimos que un niño es muy nervioso cuando no para quieto, se preocupa con facilidad o es muy miedoso, pero, ¿significa que es un niño que sufre ansiedad?
No precisamente y por ello quisiera aclarar qué es la ansiedad, cómo se manifiesta en los niños y cómo podemos ayudar los padres.

¿Qué es la ansiedad?

Quienes hemos padecido ansiedad: ante un examen, al hablar en público, cuando está en juego algo importante para nosotros, conocemos lo incómodo y agobiante que pueden llegar a ser estos síntomas ¿a que sí? Sin embargo, en realidad la ansiedad es un mecanismo de protección del cuerpo que nos sirve para estar alerta ante un hecho que puede ser peligroso o amenazante para nosotros o nuestros seres queridos.

Cuando mandamos una señal de que algo no va bien en nuestro entorno, nuestro cerebro comienza a segregar una serie de sustancias que hacen que nuestro cuerpo se tense, el corazón bombee mas rápido, la respiración se acelere y para que nuestra mente se centre en la situación que nos preocupa. Se trata de una respuesta natural de ataque o huída para hacer frente a la situación que pone en riesgo nuestra seguridad.

Como ves, es normal e incluso adaptativo sentir ansiedad en momentos puntuales.
En cambio, cuando dicho mecanismo se activa ante situaciones que no son potencialmente peligrosas, ante amenazas que han surgido en el pasado o que pueden suceder en el futuro o simplemente se percibe una respuesta de temor sin identificar claramente el origen, entonces estamos hablando de un trastorno de ansiedad, que más adelante vamos a definir cuáles son.

Síntomas de ansiedad en los niños

Según el psicólogo Peter Lang la ansiedad se manifiesta en un triple sistema de respuesta. Así, los síntomas de ansiedad en los niños se dividen:
  • Síntomas físicos (a nivel corporal): Taquicardia, palpitaciones, opresión en el pecho, falta de aire, temblores, sudoración, nauseas, vómitos, “nudo” en el estómago, tensión y rigidez muscular, cansancio, hormigueo, sensación de mareo, etc..
  • Síntomas cognitivos (a nivel mental): Inquietud, sensación de agobio, inseguridad, dificultad en la atención y concentración, aumento de despistes, pensamientos distorsionados e inoportunos que son repetitivos, tendencia a recordar sobre todo cosas desagradables, interpretaciones inadecuadas, susceptibilidad, etc..
  • Síntomas motores (conductas, comportamientos): Estado de alerta constante, torpeza o dificultad para actuar, impulsividad, inquietud motora, dificultad para estar quieto, dificultad para conciliar el sueño, ensimismamiento. En unos casos verborrea, en otros, bloqueos o quedarse en blanco, temor excesivo a posibles conflictos, evitación de situaciones sociales cotidianas, etc…

ansiedad-niños-causas-respuestas-psicología-escuela-de-padres

Según este autor, cada persona tiene su particular manera de manifestar los síntomas de ansiedad, por lo tanto, no tienen que cumplirse todos estos síntomas en todas las personas y además cada persona tiene predisposición de manifestar un sistema de respuesta que otro.

¿Qué trastornos de ansiedad conocemos en los niños?

  • Fobias específicas. Se refieren a un temor excesivo e irracional a un estímulo concreto. Cuando hablamos acerca de los miedos en la infancia hablamos de cuáles eran los más comunes de acuerdo a la edad de los niños.
  • Fobia social. Es cuando el niño siente ansiedad ante ciertas situaciones sociales como relacionarse con otros niños, participar en las actividades de la clase o hablar en voz alta. Normalmente son niños que dan excesiva importancia a lo que piensan los demás y temen hacer el ridículo en público.
  • Trastorno de ansiedad por separación. Son niños que se angustian demasiado ante la separación cotidiana de sus personas de referencia. Se manifiesta con llanto, sentimiento de pánico ante la separación, así como una excesiva preocupación de que pueda pasarles algo a sus seres queridos. Pueden negarse a ir al colegio, dormir solos o que los padres se alejen.
  • Trastorno de ansiedad generalizada. Estos niños se preocupan por todo tipo de cosas desde el rendimiento escolar y la salud, hasta cuestiones familiares y por lo que sucede en el mundo. Presentan síntomas de ansiedad sin distinguir a veces el origen del mismo.

¿Cómo podemos ayudar a un niño que sufre ansiedad?

Que no cunda el pánico. Si has visto fotografiado a tu hijo, decirte que muchos de estos trastornos, especialmente las fobias y la ansiedad de separación, remiten a lo largo del tiempo, conforme el niño va madurando y adquiriendo mayor autonomía.
A nivel general estas son algunas pautas de actuación para ayudar a nuestros hijos a controlar mejor su ansiedad y sus estados emocionales también:
• Controlemos como padres nuestras propias reacciones ante situaciones amenazantes, somos su espejo, si ven que a la mínima brincamos, lo más seguro es que ellos también lo harán.
• Para ayudar a mitigar los síntomas físicos como la taquicardia y la sensación de agobio, les viene muy bien aprender técnicas de respiración y/o ejercicios de mindfulnes para niños.
• Evitar sobre exigencias y jornadas intensas y agotadoras. El buen descanso es primordial.
• Puedes ayudar a tu hijo a que aprenda a reconocer sus propios síntomas de ansiedad y que reconozca de dónde viene el origen. Por ejemplo, cuando muestre demasiada preocupación por ir al médico, por ejemplo, ayudarle a distinguir cuales son los pensamientos que le generan angustia y ayudarle a sustituirlos por otros más racionales y positivos.

La ansiedad es un problema de nuestra sociedad y especialmente de este siglo, ayudemos a nuestros niños y pongamos de nuestra parte para alejarlos de esta “epidemia”.

Un beso,

Katy Gutiérrez Herrera
www.deorugasymariposas.com



Te puede interesar también

0 Comentarios sobre el post

Y tú, ¿qué opinas? ;)