Coaching para madres

Truco o trato, ¿cual es tu actitud ante la culpabilidad?

miércoles, noviembre 02, 2016

coaching-actitud-frente-a-la-culpabilidad

Posiblemente tengas hijos, cualquiera que sea su edad y la tuya ¿Crees que se aprende alguna vez a dejar de sufrir por lo que desearías hacer y puedes ofrecerles realmente?

¿Es posible que tu expectativa pretérita del estilo de vida que quisieras para tus hijos, tu modelo de familia, la educación de su ocio, su formación académica, el apoyo en el cuidado de tus nietos etc. se haya visto perjudicada críticamente por tu economía -por ejemplo- ( por la rotura de la relación parental, por una enfermedad crónica...)?

Sientes malestar por el juicio que refieres a tu persona, por la incapacidad que la evidencia del día a día te restriega en toda la cara, ¿te sientes avergonzada? Más bien la incomodidad la atribuyes no a una falta de destreza personal sino a complejas variables externas interdependientes que suponen a día de hoy un obstáculo difícil de sortear, una rémora que no consigues cambiar con todo tu esfuerzo y te sientes culpable.

La culpabilidad en estas circunstancias no obedece a una situación a priori que la justifique, tú estás ocupándote de bregar con todo hacia adelante, seguramente para ellos en primer lugar. Así que castigarte íntimamente por ello no te favorece al propio propósito de superarte y lograr la vida que mereces para ti y para tu familia.

Es muy importante cuidar la manera en que te hablas a ti misma y te expresas ante los demás. Es muy conveniente hacer consciente las creencias que manifiestas en tus palabras y reformularlas de manera positiva, que te facilite una mirada más proactiva y refiera tu intencionalidad y dedicación afirmativa al cambio.

Asume que no tienes el control de todo cuanto te sucede y condiciona, pero sí la posibilidad de escoger tu actitud de afrontamiento.

(#Trato) No acojas autónomamente las responsabilidades que deban ser correctamente compartidas, al hacerlo limitas a la otra persona de la posibilidad de contribuir y reparar su parte de compromiso contigo en la educación de vuestros hijos. Quizás con eso contribuyas a evitar repetir los mismos errores del pasado.

(#Truco) Mira de frente el sentimiento de culpabilidad y observa sin enjuiciar todo en cuanto te afecta. ¿Qué función positiva tiene este sentimiento para ti? ¿Qué te permite o que te facilita evitar? ¿Qué te falta aprender?

Fíjate –por ejemplo- cómo el tipo de pensamiento negativo “debería haber hecho esto de otra manera” está alimentando tu culpabilidad además de ser un comportamiento de autoagresión. Sin embargo si reformulas como sigue –por ejemplo- “si hago esto otro puedo facilitar mejorar” favorece generar una emoción de autoestima en su lugar y un comportamiento de compromiso.

coaching-maternidad-sentimiento-de-culpabilidad

Te animo a cambiar culpabilidad por responsabilidad y compromiso mediante el trabajo personal de detección y corrección consciente de tu pensamiento y tus palabras.


Anna M. Sells
Coach y Psicóloga

Te puede interesar también

2 Comentarios sobre el post

  1. Me encanta el post. Tienes mucha razón, pero es tan dificil controlarlo. Un dia que todo me salio todo mal solte un me odio a mi misma muy sonoro. El pequeño lo flipo y me pregunto si era verdad lo que decia. Le explique que no era verdad y que eran cosas que se dicen sin pensar cuando nos enfadamos. "Igual igual a cuando tu me llamas mala pero sabes que no es verdad" Oye! Lo entendio perfectamenta 😂😂😂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! Si es que no sabemos nunca si acertamos, si lo hacemos bien... Y aun cuando lo vemos seguimos "regañándonos" ainsss. Maternidad, jajajaja. Un besote

      Eliminar

Y tú, ¿qué opinas? ;)