Coaching para madres

Plan familiar en vacaciones

miércoles, julio 20, 2016

vacaciones-en-familia-decisiones-planes-coach-familiar

Ayer cerraba temporada de colaboración en un programa de radio y el foco del contenido a puertas del verano fue efectivamente algunas reflexiones sobre las ansiadas vacaciones. Me recibieron con el corte de un tráiler de película sobre el tema y la demanda fue algo así:
¿Es recomendable tratar de repetir un viaje de vacaciones familiares que funcionó para ti?

Desde mi punto de vista es esencial darse cuenta de qué significan las vacaciones para cada uno de nosotros, de modo abstracto en primer lugar pero también concretado en acciones a continuación.
Si pensamos o recordamos unas experiencias pasadas, van a estar teñidas de muchos factores que seguro han cambiado. Con los años las necesidades evolucionan y el contexto es bien diferente. Evidente que en uno u otro sentido estamos recreando una memoria donde ponderamos, filtramos y generalizamos aspectos cada vez que evocamos ese momento, cargando tintas en diferentes matices. Entonces parece deducible que mi opinión en respuesta a la pregunta inicial es: NO, no es posible repetir esa experiencia subjetiva con otro combinado de ingredientes, además de ser un riesgo de frustrarse con esa expectativa personal.

Adicionalmente estoy convencida de la buena intención de regalar a tus hijos esa experiencia, emociones, aprendizajes… pero ¿has tenido en cuenta su motivación? Tengo en la cabeza unas vacaciones familiares: diferentes miembros, edades, género, personalidades, expectativas… Son las vacaciones de uno y otro, de todos ¿Cómo lograr unos días memorables?
¿Qué buscáis cada uno de vosotros en las vacaciones? ¿Qué les pedís? ¿Qué os permite recargar energía, divertiros? ¿Qué os gusta compartir con quién? ¿Qué tendréis tiempo para hacer dedicado a vosotros mismos cada uno? ¿Cómo sería vuestro momento dedicado a (pareja, hijo, hermano… a ti)?
Sería un buen inicio poderlo hablar con el objetivo claro de buscar la solución que respetara todas las necesidades

¡Son vuestras vacaciones, inclusivas de todos!
¿No crees que consideradas todas las ideas puede ser un facilitador que, permita en un segundo paso, apuntar posibles destinos, agenda o actividades? ¿Cómo resolvería cada uno de vosotros su necesidad considerando las de la familia?

¡Lluvia de ideas!
Cada uno puede aportar ideas que cumplan todas las condiciones. Vislumbrar opciones puede favorecer la implicación en vivir las vacaciones: qué buscamos, cómo podemos conseguirlo con lo que hay, cómo podemos ayudar al otro a que disfrute de sus vacaciones.
Quizás hay actividades que podrán ser compartidas, otros ratos individuales, otros de todos juntos. Como siempre demanda creatividad para resolver que haya momentos de juntarse y alejarse de acción imbricada.

La cualidad de las vacaciones, creo que estaremos todos de acuerdo, es la flexibilidad y el dejar la productividad y el logro, el poderse permitir la espontaneidad e ir a otro ritmo. De manera muy destacada la conexión personal y con los tuyos. Para ello propondría volver a las acciones compartidas ¡hacerlas no explicárnoslas!, la experiencia de los sentidos y las emociones, el convivir y estar presente, aterrizado de lo virtual, de la expectativa, del recuerdo, de lo mental… Contraria a lo que suele decirse, “conectado” aquí y ahora, donde sea que estés empapándote y disfrutando del momento, cuidando el vínculo contigo y con el otro.

Creo que una buena cosa es ser en lo que se está, plenamente presente, agotando al máximo el foco que nos interesa. Quiero decir, estar en los sentidos, en el movimiento, en las relaciones... presente. No tanto el pensamiento / la emoción (lo mental): la expectativa, lo que fue, lo que busco... Más bien en lo que tengo, descubro, percibo, escojo...

vacaciones-familia-como-acertar-coach

Una variable importante de las vacaciones es el contraste, el cambio, para ello no quiero dejar de apuntar un aspecto creo que importante. A la vuelta de las vacaciones, la transición que requiere una adaptación… sugiero preverla en función de la demanda que nos espera, las edades de los hijos, la situación particular. Es de ayuda valorar si agotar las horas de los días de vacaciones hasta el último momento al máximo es sostenible, a nivel de cansancio, a nivel de logística... anticiparse y tomar las medidas pertinentes, facilitará una progresión no repentina.
¡Felices vacaciones!

Anna M. Sells

Te puede interesar también

4 Comentarios sobre el post

  1. Muy interesante visión. Las vacaciones no son sólo nuestras, son de nuestros hijos también. Repetir el pasado, aunque tentador, es físicamente imposible, puesto que las cosas cambian. A mí me hace feliz ver crecer a mi(s) hijo(s) con cada viaje y ver cómo va disfrutando de cosas. Dedicarle tiempo a él es esencial. Tiempo al conjunto...
    Me ha gustado este post. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Julia. La verdad es que aportando un poco de todos se hace todo más enriquecedor. Y, totalmente, inetentar repetir algo que fue perfecto a veces nos llena de frustración, pues hay muchas variables que, seguramente, cambien la historia. Un besote y a disfrutar de tud peques y vuestros viajes.

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo, repetir es imposible. Por mucho que el sitio, la compañía y todo sea lo mismo, las personas y en especial, los niños, cambiamos mucho de un año a otro..a disfrutar de las vacaciones, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo si cambiamos, y los peques por demás, je, je, je, je. Un abrazo

      Eliminar

Y tú, ¿qué opinas? ;)