el ratito de mamá

Déficit de atención de mamá (o a mamá se le va la olla)

lunes, abril 18, 2016

déficit-atención-pérdida-memoria-mamá-maternidad-humor
¿No te ha pasado que comienzas a hacer una cosa, ahí, dándolo todo, súper-mega-concentrada y, de pronto recuerdas otra cosa y allá que vas? Sí, y lo dejas todo a medias. Luego, absurdamente, te sorprendes de que no esté limpio del todo el frigorífico, que haya ropa sin meter en la lavadora cuando ya está funcionando (¿con qué ropa, cuánta cantidad? ¡A ver si sólo he metido un calcetín!).

Te ha pasado, no lo niegues, nena.

Pérdida de memoria en el embarazo.


Diversas investigaciones se han encargado de afirmar que existe la pérdida de memoria en embarazadas (y durante el primer trimestre tras el parto). En este período tenemos excusa: las hormonas, los problemas de sueño, la ansiedad ante el futuro parto y llegada de un nuevo miembro a la familia, los miedos y dudas acerca de la maternidad... Vamos, que se nos olvidan las citas, dónde hemos dejado las cosas...etc, pero tenemos a quién echarle la culpa.
Pero... ¡Ay amiga! Cuando los niños tienen ya más de tres o cuatro años y se nos sigue yendo la olla... ¿A quién culpamos? Porque aquí nace el déficit de atención de mamá, que tienen que estudiarlo, porque sí, porque si lo estudian y te dan diagnóstico como que te quedas más conforme, oye...

pérdida-memoria-embarazo-embarazada-despiste

Déficit de atención de mamá (o a mamá se le va la olla).

Pongamos un día cualquiera en el que abres el frigorífico y ves que están las baldas sucias. Sacamos la bayeta, algunos productos para limpiar y entonces el cartero llama al telefonillo. Vas, abres y ves que sobre la mesita están los papeles de los deberes que tiene que hacer tu hijo. Los lees... ¡Uy! Si hay que plantar una semilla para ver cómo crece. En un vaso de plástico transparente. ¿Tienes en casa un vaso de plástico? Seguramente, pero ¿transparente? Vas a mirar en los armarios.... Pita la lavadora. Sacas la ropa, la metes en la secadora y vas a preparar la siguiente lavadora, se caen calcetines por el camino. Ahora los coges...

¿Qué iba a hacer? No te acuerdas. Barres, porque hay tantas migas que tu suelo sería el festín del hormiguero artificial entero que tienes en casa. ¡Ay, las hormigas! Pobres, hay que echarles algo de comer. Dejas la escoba y vas a por las semillas. Se las echas. Luego guardas la bolsita. Vas a coger de nuevo la escoba y pasas delante de un espejo. "¿Y si me pongo a hacer abdominales? Es que tengo tripita... Pero dicen que los abdominales mejor hacerlos hipopresivos. Voy a descargarme algún video a ver si eso funciona bien". Vas a por el móvil... ¡Anda! Facebook te dice que es el cumple de Paquita, le mandas un whatsapp.
Con el teléfono en la mano ves que llaman. Es del cole. ¿Quéeeee? ¿Ha pasado algo?

Descuelgas.

Que el niño se ha caído en el recreo y tiene un buen chichón... Susto del diez.

Vas al cole, recoges al niño. Llegas a casa.

La secadora está pitando como una loca cansina indicándote que ya, que ya, QUE YAAAAA ha terminado. La puerta de la lavadora está abierta y faltan seis calcetines por meter. Hay una montañita de pan rallado al lado de la escoba que está en mitad del pasillo. Al lado del hormiguero está la bolsa de semillas que, como no cerraste, se han dispersado por todo el suelo. Vas a la cocina y descubres, con estupor...

¡Que el frigorífico lleva horas abierto!

poca-memoria-perdida-mamá-deficit-atencion

Tu hijo te mira, se toca el chichón... "¿Me das cristalmina en un algodón aquí?" Algodón, algodón... ¡Ah, claro! Es lo que vas a necesitar para poner la semilla en el vaso de plástico para su trabajo de ciencias... Pero... ¿Yo tenía un vaso de plástico transparente en casa?



¿Sufres también de "déficit de atención materna? ¡Cuéntame!
>

Te puede interesar también

47 Comentarios sobre el post

  1. Uaalaa pues yo debo estar siempre embarazado jejeje porque a mi me pasa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Se te pegó de tu mujer y ya no hay marcha atrás! Incluiremos el déficit de atención oaterno también ;) jajajaajajaja

      Eliminar
  2. Has descrito mi situación!!! Totalmente de acuerdo. Tenemos deficit de atención y la cabeza al 200%. Muy bueno Vanessa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No sé ni como terminamos el día con algo de coherencia! Jajajajajaa. Me alegra que re haya gustado. Un beso

      Eliminar
  3. Definitivamente sufro de déficit de atención 😅
    Me ha encantado!! Te y Me imaginaba a medida que iba leyendo y me he reído un montón. Muy bueno 👍🏼😂😂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja, ja, ... Y esto en bucle todos los días 😁😁😁😁. Un besote!

      Eliminar
  4. Ay madre, mi peque tiene 14 meses pero ya me pasan estas cosas, el otro día mi marido tendiendo me dijo que había metido un kleenex en la lavadora, lo que es un milagro es que no metiese un rollo entero de papel higiénico , si estoy a mil cosas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que se nos queda crónico. Dicen que después de los tres meses tras el parto mejoramos respecto a la recuperación de memoria pero ¡qué va! Ay, madre... Mucho que logramos hacer la colada... Pero qué rabia lo del kleenex, que luego es tan incómodo de quitar... Faena!

      Eliminar
  5. Totalmente! Desde el embarazo ya no me he recuperado... hay una cosa que me pasa muy a menudo...buscar como loca algo como ¿Dónde están mis llaves? Y descubrirlas en mi mano...estamos fatal! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja, ja, ja... ¡Esa es otra! Qué momentos de emoanada mental vivimos a veces... Ay!

      Eliminar
  6. La historia de mi vida desde septiembre de 2012 que me quedé embarazada.
    Ayyyy y cada día peor.
    Quiero hacer tantas cosas que al final no remato ninguna.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tuyo con las llaves del coche fue un clarísimo ejemplo, Olga... Ay! Y que no mejoramos...

      Eliminar
  7. YO.SOY.ESA.
    Jajajaja... Me parto. Me ha encantado, me pasa eso incluso estando sentada delante del ordenador. En una hora recuerdo y se me olvidan 30 cosas. Qué desastre... A mamá se le va la olla ;)
    ¡Comparto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja, ja... Ni estando en plan relax, chica... No hay manera, la mente va x un lado y nosotras x otro, jajajajaja. Gracias x compartir guapa!

      Eliminar
  8. Jajaja Me estás observando por un agujerito y luego cuentas mi vida en tu blog? Porque acabas de contar un día cualquiera de mi vida jajaja Me ha parecido buenísimo! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Soy un poco bruja! Jajajajajaja... Me alegra que te haya gustado! Un besote

      Eliminar
  9. jajajajaj yo tb sufro de esto!!! empece en el embarazo pero creo que medida que pasan los días lo sufro mas!!! es crónico?? se cura??? jajaja por cierto me acabo de acordar que tengo una lavadora para tender!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero pensar que se cura... ¿Cuándo? No lo sé, jajajajaja.

      Eliminar
  10. Más de una tenemos una lista de "pequeños descuidos divertidos" (como los llamo yo) que nos pondrían coloradas jajaja... Un post excelente, guapura... Me ha divertido mucho, y es que estas costas hay que tomarlas con humor. Por cierto, ¿qué tal va la semilla? Jajaja...

    ¡Un muackiles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja, ja, ja, ja, estas cosas consuelan, ¿verdad? Las semillas ahí van... He plantado varias, por si se me olvida mojar el agodón ainssss. Un beso

      Eliminar
  11. Totalmente!! Empiezas en e embarazo...Jajaj cuantas ollas habré quemado ya desde que tengo hijos jajaj...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja, ja, ja... ¡Madre mía! Si es que tenemos la cabeza en mil cosas...

      Eliminar
  12. Jajajaja Me temo que le mío es crónico. Soy despistada desde que nací ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No ha empeorado desde que eres madre? Si no es así, mejor, ya sabes convivir con ello entonces, ja, ja, ja, ja, ja

      Eliminar
  13. Jajajaja ¡True story total! Ese momento "levantarte a por algo, llegar a una habitación de tu casa y no saber por qué carajo estás ahí, volver a donde estabas, acordarte por el camino de lo que querías, volver a la habitación, olvidarlo de nuevo y acabar haciendo otra cosa para, dos horas después, recordar por qué te habías levantado". Festival de la neurona seca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Totalmente! Qué penita esos momentos de chochez prematura, jajajajaja. Gracias por pasarte por aquí a comentar, guapa!

      Eliminar
  14. Doctor, ¿hay cura para esto?. Yo también pensaba que era cosa del parto y tal... Pero hace tres años que parí y sigo igual, ufff. La falta de sueño también cuenta ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ahora no hay excusa. Lo de dormir... vale, te lo admito, jajajaja, pero ¡a mí sí me dejan dormir y estoy fatal de la olla tb! ufffff

      Eliminar
  15. A mi me pasa mucho, ahora 3 meses después de tener a la nena hay días que me preocupo y mucho. En fin, se lo achaco a las hormonas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora a las hormonas, la falta de sueño... otras preocupaciones... ¡Pero cuando luego no se pasa! qué puñeta...

      Eliminar
  16. ¡Ay! Lo que me he reído con el post. Me siento totalmente identificada. Sé que mis neuronas me van abandonando poco a poco. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ves, y por si te sirve de consuelo, estamos todas parecidas, ja, ja, ja, ja, ja. ¡Me alegra que te haya gustado!

      Eliminar
  17. Jajaja, a mí me pasa, me pongo a buscar algo y no lo encuentro,tengo que hacer algo y no recuerdo el que...cosas así. Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo padeces, lo padeces, ja, ja, ja, ja. Ánimo. Un besete

      Eliminar
  18. Ains esos despistes, a quien no le haya pasado, que tire la primera piedra. Jaja...yo metí la taza en el frigo y el zumo en el mueble de los vasos, vamos, cosas de esas mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! Bueno... Es que buscamos un orden distinto a las cosas, ja, ja, ja, ja.. Viva la anarquía!

      Eliminar
  19. Totalmente veraz! En cuanto me quedé embarazada me volví la olvidadiza feliz. Salía de las reuniones con decenas de notas con tareas para hacer y varias en la cabeza de conversaciones en la puerta. Al llegar a mi despacho, las conversaciones se volvían humo y todo lo que no estaba apuntado se evaporaba. Pero oye, yo feliz. No sentí ningún remordimiento ni culpabilidad, era como estar anestesiada de la vida. Felicidad absoluta! Dónde está esa droga hormonal a la venta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno! ja, ja, ja, ja... esa droga buena podría generarla de vez en cuando el cuerpo, ¿verdad? Pasando de todo y todos... ainssss, el embarazo... esa gran etapa. Un beso

      Eliminar
  20. Jimena4/21/2016

    Me ha gustado el artículo, pero he de decir que no empieza en el embarazo, ni tras el parto, se nace con Tdah,en la mayoría de los casos y es hereditario en un 80%, o ¿acaso antes no teníais despistes?. Si recordais vuestra infancia, vereis que siempre ha sido así, además de otras muchas dificultades que conlleva el trastorno por déficit de atención que se da con o sin hiperactividad.
    Cuando eres madre, la situación se complica, porque hay una personita que depende de ti a todas horas, y te organizas o..., pero cuesta mucho, y cuando tienes tdah aún más.
    Por cierto, es crónico, no se cura, se aprende a vivir con él, y va mejorando con la madurez, la hiperactividad merma, aunque se manifiesta de otras formas, pero el déficit de atención perdurará siempre en mayor o menor medida, dependiendo de la ayuda recibida, y de otros factores, y de la capacidad de aprender a resolver situaciones cotidianas controlando impulsos, emociones, etc. Es un tema muy amplio para comentar en pocas frases. Pero ánimo chicas, también somos especiales, buenas personas y gente que sale adelante en la vida, para vivirla intensamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias x tu aporte, Jimena! Seguramente las personas con tdah sufrirán estos "despistes" de la maternidad de modo mucho más acentuado. En nuestro caso es solo un guiño cómico a una de las cosas que nos pasan al ser madres (no antes), x tener la cabeza tan llena de cosas que hacer... Antes éramos nosotras solas y, de pronto... Nos tenemos que dividir entre uno, dos o más hijos, con las cosas de una, dos o más personas... Y, al final, parece que no llegas bien a nada. Ya se sabe... El que mucho abarca poco aprieta.

      Agradezco de corazón tu mensaje, ya que, efectivamente, habrá mucha gente que ya de antes lo haya padecido y está bien saber que, aun con un déficit disgnosticado, se puede hacer cida normal. Un saludo y muchas gracias x leernos y comentar.

      Eliminar
  21. JIMENA4/21/2016

    Se presta a confusión, al hablar de déficit de atención, y por eso he querido intervenir, entiendo vuestro punto de vista y lo comparto, porque realmente es así como las mamás cambiamos al ser madres, pero relacionarlo directamente con el déficit es otra cosa, puesto que es un trastorno muy estudiado y que sufren millones de personas, desde su infancia. Sólo quería aportar ese matiz para que no haya confusión al respecto. Tener Tdah es una cosa, y el cambio de la maternidad es otra, que aunque puedan tener puntos en común, hay que saber diferenciarlos correctamente.
    Agradezco vuestra respuesta, y os felicito por vuestra labor.

    ResponderEliminar
  22. Jajajajaja. Es la historia de mi vida! Y desde que estoy embarazada de nuevo multiplícalo por mil y trasládalo también al instituto! ������ No se pasa nunca esto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, niña, tiene pinta de que, si se pasa, aún nos queda mucho camino de "irse la olla"... Jajajajaja. Desastre! Un beso

      Eliminar
  23. Pues creo que "mal de muchas consuelo de "sabias".... jajaja. Es tremendo, y alguna vez hemos hablado al respecto. No creo que exista madre que no le haya pasado esto. Si es el pan de cada día. Seguimos conectadas... un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente... Menos mal que nos reímos de estas cosas que si no... Jajajajaja. Un beso

      Eliminar
  24. ¡Qué bueno el post!
    Estoy pensando en la presentación de "Mamaravilla" y me he acordado de este post. ¡¡ME PARTO!! MADRES y PADRES: ¡¡SOÍS GENIALES!! Me he reído mucho con la realidad.
    Un beso de a kilo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, es verdad, Mamaravilla se une a nuestro club de despistadas :). ¡Que vaya bien la presentación! Un besote

      Eliminar

Y tú, ¿qué opinas? ;)