el ratito de mamá

Cuando mamá va al baño...

miércoles, abril 27, 2016

mamá-baño-maternidad-humor-cuarto-baño

Conoces la escena hayas visto o no El Resplandor: Jack Torrance aporreando la puerta del baño, llamando a Weeeeendy. ¡Y hachazo! De pronto, asoma su jeta a través del hueco que acaba de hacerle a la puerta y sigue llamando a Weeeendy con un gesto de locura. Y Wendy, que es madre, no sé de qué se espanta. Si el joío niño (ese que tiene el "resplandor") seguro que se lo había hecho ya un millón de veces (lo de molestarla en el aseo, no el romperle la casa como si estuviesen en hermano mayor).

Pues siempre me acuerdo de esa mítica escena cuando estoy en el baño...

humor-maternidad-baño-resplandor
Weeeeendy, ¿qué haces? Ya llevas mucho tiempo aquí dentro... solita.
Vas al baño aprovechando que andan jugando con sus playmobil y llevan un rato absortos en sus cosas ignorando tu existencia. Pues, oye, que es desaparecer de la misma habitación y encendérseles la bombillita de "ALARMA: madre abandonando el perímetro de seguridad" y comienzas a oír sus pasitos acelerados por el pasillo y esa vocecilla de helio: "mamáaaaaaa, mamá.... ¿dónde estás? ¿Estás aquí?" Que no sé dónde se piensan que vivimos, vamos, ni que estuviese en el ala norte del castillo... ¡Que vivimos en sesenta metros cuadrados, hijos! Si no es AQUÍ es ALLÍ. No hay más que dos sitios a los que huir ir.

Y antes de abrir la boca para responder la tontada del siglo "no, no estoy aquí", les tienes manipulando la manilla de la puerta: arriba, abajo, arriba, abajo... Como no logran abrir entran en modo histérico: "aaaabre, aaaabre" (Weeeeendy). Coño, si está abierto, empuja. Te toca levantar el culo de la taza y abrir. Ay, amiga, que no te toque el cambio de tampón, compresa o copa menstrual o lo que demonios te pongas en esos días de mierda porque sino comienza el interrogatorio y ponte a explicar el tema Mi Menstruación (adaptado a niños de 3 a 7 años con prólogo de mamá).

historias-humor-baño-mamá-maternidad
Érase una vez, un óvulo solitario...

Por suerte, no han venido solos y se sientan tan felices en el suelo con tooooodos sus juguetes. Ea. Pues ya que están entretenidos ahí, decides meterte en la ducha.

La cosa empieza bien y por "empezar" me refiero a los minutos previos en los que te estás desnudando mientras el agua va calentándose, porque lo que es el resto de tu ansiada ducha es... No sé si hay palabras para describirlo, hay un vacío en el diccionario a este respecto. Empiezan a pelearse, a chincharse, a jugar a las carreras... ¡A LAS CARRERAS dentro del baño! Golpean la mampara y tu mente la imagina reventada contra tu cuerpito en plan acupuntura low cost y comienzas a hiperventilar. "Venga, ya salgo". Sin saber qué estás haciendo te echas el gel íntimo en la cara y te exfolias el...tema. Da igual. Tienes que salir de allí porque fuera hay verbena.
Es poner el pie en la alfombrilla y hacerse el silencio y la paz. Lo mismito que cuando cuelgas el teléfono tras hablar con alguien.

En ese momento (¡aleluya!) llega Marido y le dejas caer que hace mucho que su madre no ve a los niños (dos días, pero el mayor ha pegado un estirón, se lo he notado yo en la ropa), que se los lleve un rato (vamos, que vuelvan cenados) que aún tienes algunas cosillas que hacer...

Oyes, conteniendo la respiración (porque si respiras se rompe la magia fi-jo), cómo se van, cierran la puerta, suena el ascensor...

Sus voces se difuminan...

Te quedas sola...

...sola.


maternidad-mamá-historias-humor-baño-soledad


Que por muy guapa que una sea, también caga y mea... Y mejor en soledad.
¿Verdad?


Te puede interesar también

28 Comentarios sobre el post

  1. Sí, es justo así. Que desesperación. Tienen que tener ese radar. Si no es algo inexplicable. Estoy llorando de la risa con el post :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja, me alegro que te haya gustado. El radar... Viene de serie, yo creo. No tendríamos que haber pedido ese "extra" jajajajaja. Un besote

      Eliminar
  2. Lo mismo me pasa a mí pero meten en el baño dos carros y todos los bebés que pueden así que mis duchas son multitudinarias, jaja!
    Qué difícil es explicar que tú necesitas intimidad pero ellas todavía no pueden quedarse solas en el baño con la puerta cerrada...
    Me he reído muchísimo con tu post porque es la parte de la maternidad que nadie te cuenta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, los baños están desaprovechados, realmente. Ciendo lo que dan de sí una se plantea si trasladar allí las reuniones familiares XD. Es verdad, si te cierras ya te recuerdan ellos que eso no puede hacerse... Ainssss, la maternidad! Jajajajaaj

      Eliminar
  3. Ajajajajajajajajajajajajajajajaja!!! Lo veo, lo veoooo.... Yo he experimentado el momento tampón con seis ojos pendientes de mí. No te digo más!!! Una crack eres!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debería ser una experiencia obligatoria el vivir ese momentazo tampón con unos ojillos fijos en ti. Si no vives eso no vives nada, jajajajajaaja. Tú sí que eres crack! Un beso guapa!

      Eliminar
  4. Estas vivencias de madre... ¿Intimidad? ¿Qué es eso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, palabra desconocida ya en nuestro vocabulario... Un besote

      Eliminar
  5. jajaja, hacia tiempo que no me reía tanto, jajaja.
    Me estaba imaginando el momento acupuntura low cost y no podía parar de reir.

    Eres una crack.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, la visión es terorífica, Divi, jajajajaja. Me alegra que te haya arrancado una sonrisa. Un besete

      Eliminar
  6. Madre mia que gran verdad.
    Mi hijo no se pierde ni un minuto de mis quehaceres en el baño.
    Sólido o líquido da igual.
    Un día me dijo que quería ponerse la copa menstrual... inocente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, mírale qué dispuesto el hombre, oye... Que cuente su experiencia en el blog eh? Jajajajja. Un beso

      Eliminar
  7. jajaja, de verdad, yo para ducharme he decido que solo lo hago si está Papá Rosquillas en casa o el peque duerme porque no me da la gana tenerlo dentro o aporreando la puerta, pero cuando me ve ir al bañoa hacer pipí o algo, ahí le tengo mirando como si fuera el mayor espectáculo del mundo, incluso esos "días rojos", qué rabia me da no tener esa intimidad! besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son demasiadooooo curiosos, jajajaja, ¿qué se pensarán que hacemos allí? Un besote

      Eliminar
  8. Jaja, qué gran verdad, perovamoa que eso ya lo viví yo de antemano, antes de ser madre, con mi hermana pequeña a la que llevaba 14 años, imagínatela con 3 años y yo 17 en el baño y sus preguntas jaja...ains, si es que la intimidad la perdemos cuando aomos mamis y papis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aaaahhhh, tu llegabas entrenada en estas maravillas de la maternidad, Izaya... Jajajajajaja. Un beso

      Eliminar
  9. Ja,ja,ja,ja, me rio por no llorar..... en casa igual, desde que le dejé el primer día en el suelo la puerta del baño no la puedo cerrar :(. No se ya cuantas veces hemos hablado en el baño sobre la mestruación. .... y aveces me pregunto, ¿por qué preguntas tanto hijo? También te diré que nos duchamos juntos, casi todos los días, no tenemos bañera y a veces juega con las bandejas y los cubitos y no cabemos todos XD

    Disfruta de ese baño en solitario.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando tienes hijos te das cuenta de las posibilidades que tiene en el baño, jajajajaj. Un besete

      Eliminar
  10. Jajajajaja ¡Ay! Me he reído mucho con el post. Sobretodo con el momento..."llévatelos a ver a la abuela que han pasado dos días y creo que uno ha pegado el estirón"...jajajajaja
    Por cierto, me pido ser la chica de la bañera del final!!! Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ja, ja, ja, ja! Es que a veces, ya sabes, hay que buscar excusas, niña! Un besote

      Eliminar
  11. Jajaja muy bueno!!
    Ayyy la puerta del baño, es verla medio entornada y ya están como dos imanes ahí vaya que sea la cápsula del tiempo y desaparezcas un milisegundo Jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una atracción fatal y una curiosidad infinita, sí... Bendita maternidad... Jajajajaja

      Eliminar
  12. jajajajajaja aissh que risaaaa!!! En casa todito todito igual!!! He llegado a decirle al buen marido que podríamos poner un cristal en la puerta del baño, pero total... querrían entrar igual!!! Un saludito!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hija, si no están dentro, en todo el "sarao" no son felices. Jajajajaja. Un besete

      Eliminar
  13. Jajajaja ¡Me he reído muchísimo! Situación realista total! 😂😂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro! Jajajajaja. Un abrazo

      Eliminar

Y tú, ¿qué opinas? ;)