codo de niñera

Pronación dolorosa de codo en niños

miércoles, abril 22, 2015

Hoy te hablo de una experiencia que vivimos con Toin cuando estaba en la guardería. Y quiero contártela porque, por desconocimiento de la solución que esto tenía, el tratamiento que recibió en nuestro hospital de referencia fue malísimo. Algo tan simple como la pronación dolorosa o codo de niñera, que suele solucionarse prácticamente en el acto, nos supuso un par de semanas de médicos y comeduras de cabeza.

pronación-dolorosa-lesiones-codo-niños-niñera

PRONACIÓN DOLOROSA DE CODO EN NIÑOS.
 

Una de las tardes que recogí a Toin de la guarde observé que le dolía el bracito cuando intentaba ponerle o quitarle la chaqueta. Pensé que, quizá, se hubiese dado un golpe y aunque parecía no tener nada, llamé a la guardería y me dijeron que no se había caído. Seguí pensando que era un golpe. El peque jugaba, aunque no movía el bracito y lo tenía ligeramente flexionado. Bajamos incluso al parque y él corría y jugaba sin quejarse. Pensé que al día siguiente, si es que era un golpe, estaría mejor. Al ver que seguía igual, sin lograr estirar el brazo y quejándose al vestirle, decidimos llevarle a urgencias del Hospital del Henares.
Aquí le diagnosticaron en seguida la pronación dolorosa y nos dijeron que era una lesión muy habitual en los niños de edades inferiores a los 4-5 años.


"Se presenta de forma brusca tras una tracción de la mano o el antebrazo del niño en dirección a la mano, acompañada de una rotación del codo. En general esta maniobra pasa desapercibida o bien el niño es el que tracciona agarrado a la mano de un adulto u otro niño mayor (resistencia a la marcha por ejemplo)".
pronación-dolorosa-niños-codo-niñera-lesiones-causas
Clinicamedica.info

Sin embargo, esto que pasa tan frecuentemente y que tiene una técnica de colocación muy fácil, no supieron tratarlo allí. Fue una chapuza en toda regla: cuatro personas (más una servidora, sudando la gota gorda y con más ganas de llorar que otra cosa) inmovilizando al niño, con su consiguiente susto y miedo ante tanta gente, intentando colocarle una y otra vez el codo. Os hacéis idea de los gritos del peque. A la segunda o tercera vez de manipularle el brazo ("es que este niño tiene mucha fuerza") decidieron que eso estaba colocado... A saber. Lo normal era que al cabo de un ratín el peque empezara a estirar el brazo, cosa que no hizo. Estuvimos en la sala de espera, le dieron ibuprofeno para calmarle el dolor que le habían provocado y aún así, más de una hora después, el niño no estiraba el brazo.
Nos mandaron a casa y que si en unos días no lo estiraba, volviésemos. Pues tuvimos que volver, claro. Según ellos eso no era normal, así que a escayolarle una semana...

pronacion-dolorosa-niños-codo-niñera-lesiones

Al cabo de la semana volvimos, le retiraron la escayola y... Nada, seguía sin estirarlo. Para ellos no era normal. Y estaba claro que para nosotros tampoco. Así que dejamos plantado allí al traumatólogo y nos fuimos al Hospital del Niño Jesús más hartos que preocupados. En seguida le hicieron una radiografía y nos tranquilizaron diciendo que lo tenía bien y que seguramente no quería estirarlo él por miedo al dolor y por haberlo tenido una semana escayolado. Que le diésemos tiempo y el niño volvería a moverlo sin problemas.
¡Por fin alguien que sabía lo que era o no normal!
Ya más tranquilos fuimos viendo que Toin, poquito a poco, volvía a jugar con normalidad (al cabo de dos o tres días). Posteriormente le llevamos a la pediatra para darle todos los informes y me dijo que ella había colocado varios codos.... ¡Si lo llego a saber le hubiese subido al centro de salud y listo! Cada vez que recuerdo cómo se lo colocaron me pongo enferma, porque es tan sencillo como esto:


Los peques aún tienen muchas de las partes de sus cuerpecitos sin madurar y hay que tener especial cuidado al levantarles de los brazos, moverles los bracitos al colocarles ropa, jugar con ellos...etc, no obstante, si esto pasa ¡relax! Si dais con un buen profesional, en unos minutitos el peque no volverá a tener dolor.

¿Conocíais la pronación dolorosa de codo? ¿Le ha pasado a tu peque en alguna ocasión?

Te puede interesar también

18 Comentarios sobre el post

  1. Me duele la boca de decirlo.
    No tiréis al niño del brazo!
    Ni para cruzar la calle ni para levantarle cuando se cae ni para jugar.
    Pero nada, debe ser que todo el mundo lo hace.
    Me pone negra... grrrrr.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira! Con gesto o tirón tonto y psan estas cosas, que bueno, que todo sea esto, pero el susto te lo llevas y el dolor que deben de pasar los pobres...ufff. Un beso!

      Eliminar
  2. Nosotros también pasamos por eso. Fue traumático, porque fue en un quiebro que el pequeño hizo al resbalar en su paso (aún no caminaba sólo). No sabía qué le pasaba pero el llanto era extraño. Lo cogí en brazos, le di una galleta y no la cogía (algo raro pasaba), lo llevé a urgencias del ambulatorio y allí no se atrevieron a hacerle la maniobra. El niño ni protestaba. Cogí el coche, avisé a mi marido que estaba de viaje fuera -sin cobertura y le dejé un mensaje-, y nos fuimos al hospital. Allí como si nada y en dos minutos estábamos recompuestos. Comer y reir fue todo uno. El susto y la mala experiencia me la guardé en un bolsillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía! Si es que cualquier tirón tonto... Yo creo que a Toin se lo hicieron al ponerle la sudadera, no sé, tb imagino que en su momento lloraría de ese modo extraño al que lloró el tuyo, pero bueno, en casa te fijas más en esas cosas y en la guarde ya se sabe... Menos mal que diste con quien supo arreglarlo y el susto se pasó pronto, pero ¡madre mía qué agobio, ¿verdad?! Un besete

      Eliminar
  3. Gran articulo Nessa!!! Recuerdo a Toin esos días, pobre!. Gracias por hacer extensible información de estas cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Sí! Vaya casi par de semanas ! Es una lesión muy frecuente y está bien conocerlas :). Un beso!

      Eliminar
  4. Esto me recuerda a mi hermana, mi madre le tiró del brazo y le dislocó el hombro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf! Si es que de chiquitines son muy delicados aunque a veces pensemos que no, que no les pasa nada y, ya ves, un tirón mal dado ...y susto al,canto! Un beso

      Eliminar
  5. Pobre!! Menuda mala suerte!! Había oido hablar de ello y de hecho a mi hermana pequeña le pasó en un hombro y lo solucionó el médico enseñándole una chocolatina para que la cogiera y se recolocara. Mendus sustos dan los peques a veces!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el pobrecillo lo pasó muy mal porque no dimos en su momento con quien supiera arreglarlo... Pero bueno, esto de que sean los segundos da mucha vidilla, jajajajaja, les pasan cada cosa! Un beso!

      Eliminar
  6. Jo, lo tuvisteis que pasar fatal.
    En urgencias muchos están de prácticas y no tienen ni idea de alguna cosa. Yo también he tenido mis encontronazos con urgencias, y me quedo asombrada de que las Urgencias funcionen tan mal.
    En fin, menos mal que todo acabo bien.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que en el caso de traumatología de este hospital en concreto es así de chapuzas, no les hacen falta gente en prácticas, ya se apañan ellos... En el momento tpc sabía si era o no normal, pero tras consultarlo en el otro hospital y luego decirme la pediatra que ella los había colocado y ver videos como el que os he puesto... Pues me dieron los siete males, porque le infligieron un dolor innecesrio y perdimos ¡casi dos semanas! Para algo que se arregla en minutos... No entiendo que si no se ven capacitados no te deriven a otro hospital. Algunos se piensan que somos borregos en vez de ser humanos... Gracias x pasarte guapa!

      Eliminar
  7. Pobrecito!!!! Y vaya susto. Yo no sabía nada de esto hasta hace unos días que lo vi en face, la verdad es que me he dado cuenta de qué en ocasiones cuando llevo a Vikingo de la mano y noto que se cae o algo tiro hacía arriba y he visto que es una de las principales causas, así que ahí estoy mejorando técnicas para que al menos no le pase conmigo. Un abrazote y menos mal que alguien supo deciros que pasaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que casi todas hemos tirado del bracito en alguna ocasión, sin querer, al notar un tropiezo... X cualquier "tontería" puede pasarles, así qie con juegos a lo bestia ¡peor! Debemos tener cuidado, pero si pasa, ya ves que en sí la técnica de recolocación es súper sencilla...dando con quien sabe. Lo nuestro fue subrrealista... Un besote!

      Eliminar
  8. Madre mía... como me suena eso. Y que mal que en el hospital no te lo supiesen resolver bien. :(

    A Carla también le pasó, pero con fractura de codo incluida. Me llamaron del cole para que la recogiera porque al parecer se cayó jugando con otros niños y no dejaba de llorar. En ella fue muy evidente ya que llevaba el brazo colgando, no lo podía mover. Estaba como vuestro peque, gritando y llorando sin parar. Yo bajé primero al centro de salud y allí el pediatra se lo recolocó en un momento y me dijo que si todo estaba bien, no le dolería más. Pero que si empezada a quejarse de nuevo que la llevara al hospital para hacer radiografías. Y así fué, se puso a jugar sin problemas, no se quejaba hasta que de madrugada... Gritos y llantos de nuevo. Al final resulta que había también una pequeña fractura en la cabeza del radio. Suponemos que cayó jugando y otro niño le estiró para levantarla del suelo (ella decía que un amiguito en el patio le tiró del brazo). Como estaba roto, fué incluso más fácil que se le saliera. Casi dos meses entre escayolas, revisiones y demás. Lo que tu decías, que con un tirón tonto... Desde entonces me da pánico lo de tirarles del brazo, ni siquiera jugando.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía! Pobrecilla! Es que tb al tener algo roto es peor, vaya sustos nos dan... De roturas...nosotros con el mayor aún no hemos vivido nada, pero con el peque...ya llevamos unas cuantas cosas "raras", jajajajaja, te diré que se rompió el peroné y le soldó solo... Es un caso aparte, jajajajaja. Pero sí, hay que tener mucho cuidadín, aunque estas cosas nos entran con el titulo de padres...¡nis hacemos una especialización en medicina! Un besazo!

      Eliminar
  9. Ay que susto no, y que mala experiencia con el hospital, se le veía en la carita en los ojos que no estaba muy agusto con la escayola. Parece ser una cosa muy común pero evitable también en muchos de los casos, a ver si el post llega a mucha gente porque ver sufrir a un hijo es muy duro. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, la experiencia no fue nada buena. Estaría bien que todos entendiésemos que son muy pequeñitos y que hay lesiones que pueden evitarse, pero a veces desconocemos tb las cosas. Un besete

      Eliminar

Y tú, ¿qué opinas? ;)