cementerio

Cómo hablar de la muerte con los niños

martes, octubre 28, 2014



Aprovechando esta semana tan "terrorífica" voy a tratar un tema al que le doy más de dos vueltas... La muerte es algo tan natural como el nacimiento de un niño, sin embargo procuramos no hablar de ella. 

Puede angustiarnos pensar que un día no estaremos... Y si esto no lo llevamos del todo bien, ¿cómo se lo explicamos a los más pequeños para que ellos la acepten como parte del ciclo de la vida? ¿Cómo hablar de la muerte con los niños?



Personalmente, habiendo perdido a mi padre en una edad complicada (como os contaba aquí), siempre me ha parecido importante buscar el modo de educar de forma que no veamos la muerte como algo tan trágico. Nuestros hijos sufrirán pérdidas de familiares sí o sí, ¿cómo enfocarlo para sentirlo del modo menos doloroso posible?

Yo no tengo miedo a la muerte... Tengo miedo al modo en el que sucederá, a la incertidumbre de cómo será el trance, no al hecho en sí de desaparecer. Todos sabemos que el "abuelito" no tiene por qué morir antes que un tío, un primo o incluso antes que tú... No es ley de vida, pero son circunstancias que se dan y no puedes mentir a los niños una vez comiencen a preguntar. No puedes decirle que te morirás cuando seas muy viejit@, porque quizá eso no sea cierto...

Alrededor de los cuatro años, los niños y niñas comienzan a interesarse por este tema y a preguntarnos sobre ello. Un poquito más adelante comenzarán a angustiarse y a preocuparse más seriamente.
Hoy os voy a contar cómo lo hacemos nosotros con Gololo y con Toin, pues no quiero mentiras, ni tabúes... Quiero que forme parte de una conversación si surge, porque forma parte de la vida en la que ellos están dando sus primeros pasos.
  • Como sabéis, no somos practicantes de ninguna religión, de modo que no les contamos historias tipo: "está en el cielo", ni nos gustan las ambigüedades tales como: "se ha ido", "está en un lugar mejor", "le perdimos"... Esas no son explicaciones claras de lo que ha sucedido. MORIR ES TERMINAR DE VIVIR.
  • Preferimos hablar de que, al ser todo un ciclo, seguramente nos volvamos a encontrar de algún modo. Esto a Gololo le tranquilizó mucho.
  • No les decimos que todos moriremos cuando seamos viejecitos, porque no es así. Estamos vivos durante un tiempo y morimos cuando esa vida se acaba, antes o después.
  • Les explicamos que enterrar a alguien no es la única opción, existe otra y es con la que estaríamos más conformes cuando llegue el día. Además, tirar las cenizas de alguien en su lugar favorito puede ser agradable... Hacer un viaje para cumplir una voluntad.
  • Evitamos centrarnos mucho en el tema del alma como lo único que queda de quien murió porque son pequeños y pueden imaginar que las almas de gente muerta están pululando por ahí y se les pueden aparecer en cualquier momento.

De modo que una de las visitas que hicimos este verano fue al cementerio de Luarca. Está en un enclave ideal, con unas vistas maravillosas. Es un camposanto pequeño, no excesivamente llamativo exceptuando esas vistas al mar de las que os hablo.





Aproveché el relajado paseo para charlar un poquito con Gololo y cerciorarme de que sabía dónde estábamos y qué era lo que había en esos nichos y tumbas. Leímos algunas lápidas con los nombres y edades de los difuntos... No todos eran mayores y, de hecho, hay una parte donde todas las tumbas parecen ser de niños por el tamaño, aunque no bajamos a verlas.
Me agradó oírle hablar de que cuando yo muera le gustaría tener mis cenizas cerca de él, sin que se le llenaran los ojos de lágrimas (algunas veces, es normal, le entristece expresarlo).

Además de hablar del tema de la muerte y de haber visitado este cementerio, durante un tiempo he estado seleccionando algunos libros que hablan sobre ello y que podéis consultar en el post Cuentos para hablar de la muerte con los niños.

Y vosotros, ¿habláis de este tema con los peques? ¿Lo enfocáis de una manera religiosa? ¡Contadnos!



Te puede interesar también

18 Comentarios sobre el post

  1. Me parece muy interesante la reflexión. Yo, llegado el momento, tampoco voy a mentirle ni hablarle de cielos, por eso me gusta tener visiones como esta tuya, para ir cogiendo ideas pues a veces no me expreso como a mi me gustaría. Lo dicho, un post muy pero que muy interesante ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, es un tema delicado y cada cual lo trata de una manera, pero ojalá se le pudiese quitar ese dramatismo (que en parte es inevitable) y que nuestros peques sufriesen algo menos estas pérdidas... El jueves pondré cuentos para hablar sobre este tema con los peques, seguro que te gustan. Un beso

      Eliminar
  2. este post esta muy interesante, me hubiera sido de mucha utilidad el año pasado pues aunque mi hija todavia tenia 2 años tuvo que ver partir a tres bisabuelos, dos legales y una postiza, la verdad me fue dificil explicarle lo que pasaba porque nunca me habia planteado hablarle de esos temas estando ella tan pequeña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Isabel :), lamento vuestras pérdidas, bueno, quizá para cuando empecéis con estas charlas puedan servirte de algo nuestra forma de verlo. Un besote

      Eliminar
    2. talvez si me servira un poco, por ejemplo mi hija ya vio que una persona peuede ser cremada y te entregan las cenizas para tu luego esparcirlas donde quieras o pueden ser enterradas, con mi hija la forma que hay de explicarle lo que pasaba fue diciéndole que ellos hicieron un viaje solo de ida y que ese viaje lo haremos todos cuando nos llegue el momento, se lo explique asi porque fue la forma que hay una de sus madrinas para explicarle la ausencia de mi abuelo cuando murió, y ademas me parecio la mejor forma teniendo en cuenta que yo soy pagana y segun mi religion la muerte no es el final en si, pero ten seguro que si ella toca este tema al menos ya sabre que decirle, gracias

      Eliminar
    3. De nada, un placer! Besos

      Eliminar
  3. La verdad es que nunca me ha gustado este tema, a mi personalmente, y nunca me he planteado como explicárselo el día que fallezca alguien muy cercano, pero leyendo este post me doy cuenta que tiene mucha importancia el explicárselo de forma clara, gracias por la aportación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un tema agradable, verdad? Pero pienso que está en el día a día y que ellos deben saber que esas cosas pasan, para que el día que suceda en el círculo más cercano sepan qué ha pasado. Me alegra muchísimo que te haya gustado. Gracias x leernos y comentar :)

      Eliminar
  4. Nunca me he planteado este tema, pero me encanta la forma en la que lo explicas. Recuerdo que a los 3 años cuando murió mi abuela mi madre me lo dijo y explicó tal cual, sin tabúes ni mentiras. Supongo que cuando llegue el momento haremos lo mismo con Vikingo, Papidire y yo tenemos "creencias" parecidas, pero lejos de ser religiosas siempre hemos hablado de que sea el niño quién decida si quiere o no creer en algo. Así que supongo que abordaremos el tema de la forma más natural posible. Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún te queda tiempo hasta que empiece a preguntarte, pero salen tantas cosas en la tele, siempre hay algún familiar que fallece o alguún abuelito de un amigo... Como es algo de nuestro día a día hay que intentar tratarlo de la forma más natural posible. Nosotros tb queremos que decidan si creerán en algo, pero supongo que lo que le inculquemos en casa hará que no sea demasiado propenso a seguir ninguna religión. Un besote!

      Eliminar
  5. ¡Muchas gracias, GololoyToin, por abordar este tema!

    Me ha parecido una manera muy amena de plasmarlo. En mi blog, sobre la revolera Rukkia, he querido tocarlo y después de leer tus explicaciones creo que tendré que darle un toquecito para que sea más "realista".

    ¡Un muackiles!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo he leído, Sonia, me pasaré x tu blog a ver cómo lo trataste. Tb depende mucho de las creencias de cada uno. Un beso y gracias x pasarte a leernos!

      Eliminar
  6. Me gusta mucho como lo cuentas...para mí es difícil hablar del tema, menos mal que mi princesa es pequeña. El hecho es que yo si que tengo una fé religiosa, y por ello, no sé cómo trataría el tema. Pero me gusta mucho la transparencia en como lo cuentas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, cuando llegue el momento supongo que también tus ideas religiosas podrán ayudarte a que ella se forme una visión de la muerte. Un besote!

      Eliminar
  7. buen post y buena forma de enfocarlo. No me gusta hablar de estos temas pero mis hijas ya estan en edad de preguntar y como dices, es un tema que sucede y deben conocer. Al fin y al cabo todas las peliculas infantiles lo abordan y asi empiezan los pequeños a preguntar. La mia con la ultima pelicula grandes heroes se angustio por pensar que ella se moriria joven (hay un personaje que muere joven) y estuvo apenada y enfadada por ello varios dias. Lo enfocamos de forma parecida aunque no igual, pero es algo que le afectó mucho. Buen post

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias x tu comentario! Uf! Si es que, además, en todas las pelis de dibujos de Disney o son huérfanos o alguien muere. Sí, hemos visto la de Big Hero6 ... Este tema forma parte de la vida. Me alegra que te haya gustado nuestra forma de verlo. Un abrazo

      Eliminar
  8. ¡Qué bien, pero qué bien lo habéis hecho! Me ha parecido fantástica la idea de visitar el cementerio, además es un lugar precioso. Vuestris hijos no vana tener ningún problema en aceptarla y entenderla.
    Nosotros si somos creyentes pero como digo yo "con base científica". Evitamos esas metáforas y hablar del alma. Bastante complicado es todo ya como para liarlos. Saben que quien se va no vuelve pero quedan sus recuerdos...Me ha encantado el enfoque. Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Vanesa! Creo que el enfoque que le damos (y el que tu tb le das) es tratar lo natural de modo natural. Intentar no confundirles más de lo que el hecho en sí pueda hacerlo. Un besazo!

      Eliminar

Y tú, ¿qué opinas? ;)