cocinar

Diario de una premamá (4)

martes, abril 29, 2014

DE MENÚ HAY…

Una vez identificada la edad gestacional de “Lentejita” y comprobar que todo va bien, toca preocuparse por la alimentación que vamos a llevar estos nueve meses.


Nunca se me ha dado bien esto de cocinar, pero este es el momento. Ha llegado el gran momento de ponerme manos a la obra y aprender a ser mami. En mi mente no cabe la posibilidad de que una buena mami no sepa cocinar. Es machista lo sé, pero en mi familia mi madre y mi abuela cocinan de rechupete. Mi hermana, que no sé cuándo ni dónde ha aprendido, me agasaja con platos sabrosísimos cada vez que la voy a ver. Yo he esperado a que el conocimiento y la maña culinaria llegara a mí por ciencia infusa. Pero tengo 30 años, y no he tenido revelación alguna....


Al menos me consuela que a Lentejita no le faltarán nutrientes gracias a que Jota sabe cocinar, pero yo me he de poner también las pilas. Comencemos con un huevo.

Foto:http://rockrmania.blogspot.com.es/



Nunca entenderé por qué la gente exclama lo de “no se sabe hacer ni un huevo” de forma despectiva. Recorcho, es difícil hacerse un buen huevo. Y a quien le salga perfecto 98 de cada 100 veces, es que es un puto chef. Cuando no se te fastidia la yema, se te cae un pequeño trozo de cáscara, y cuando no, te queda excesivamente aceitoso.

No sonriáis, yo seré torpe, pero también sé que todo ser humano se ha tenido que fastidiar más de un día sin poder mojar pan en la yema…


En mi afán por aprender, quedo mal algunas veces, como con mis primeras albóndigas que quedan duras y secas (¿por qué no te avisan en el paquete de carne picada que es mejor la carne mixta de cerdo y ternera para estos menesteres?) y sobretodo, mi primera tarta de manzana...

Como pegar a un padre.



Sin embargo hay algún que otro éxito como la carne guisada, merluza en salsa verde, lasaña, sopa de ajo… Pena que sólo me salga de rechupete cuando tengo un comensal. Intento reproducir las recetas con dos amigas conejillas de indias, y las pobres tragan pero no la mejor versión de mis platos. Cada semana las whatssapeo para que me confirmen que continúan vivas.



Bien, parece que poco a poco, y sobretodo gracias a Internet y a las recetas que da “la mama” por teléfono, podré completar la alimentación de Lentejita.








Te puede interesar también

0 Comentarios sobre el post

Y tú, ¿qué opinas? ;)